Fernando Velázquez

León.- Si bien este año ya se nota una recuperación en la industria automotriz de Guanajuato, la realidad es que ésta se vio frenada por el paro que hubo en algunas armadoras por la falta de gas natural, así como la escasez de algunos de sus insumos.

Así lo dio a conocer Alfredo Arzola López, director del Clúster Automotriz de Guanajuato, luego de presentar el Foro de Proveeduría Automotriz que se llevará a cabo de manera virtual del 6 al 10 de septiembre.

Señaló que el desabasto de gas natural frenó la producción de General Motors, Mazda, Toyota y Honda en febrero, y posteriormente, enfrentaron la escasez de algunos componentes eléctricos y transmisores.

Pese a ello, apuntó que la producción de vehículos en el estado registra un aumento del 8 por ciento en el primer semestre del 2021 en relación con el mismo periodo del año pasado, y se espera que a partir de julio, se acelere la recuperación de este sector.

“Venimos de una etapa de recuperación, sin embargo, esa recuperación proyectada tuvo un impacto negativo en este primer semestre debido al paro y a la cadena de suministro por la carestía de componentes electrónicos”, dijo.

Alfredo Arzola indicó que la proyección es que en el 2022 se logren las mismas cifras que se tenían en el 2019, y destacó cada vez más micro, pequeñas y medianas empresas logran insertarse a la cadena de proveeduría de la industria automotriz, pues actualmente son 2 mil 600 mipymes de 36 municipios las que brindan algún servicio o producto a este sector, que representa alrededor de 180 mil puestos de trabajo en la entidad.

En tanto, el director de la Cofoce, Luis Ernesto Rojas Ávila, detalló que en el 2020 la exportación de vehículos armados en Guanajuato tuvo un valor de 9 mil 400 millones de dólares, lo cual fue 5 por ciento mayor en comparación con el 2019, a pesar de la pandemia.

EZM