Óscar Jiménez

Estado.- El Gobierno del Estado de Guanajuato, finalmente, derogó el artículo 72 del Reglamento del Registro Civil de la entidad que obligaba a que el matrimonio fuera, forzosamente, entre un hombre y una mujer.

En el capítulo III dentro de los requisitos para contraer matrimonio civil en el estado de Guanajuato, se leía en la normativa; “El matrimonio es una institución de carácter público e interés social, por medio de la cual un hombre y una mujer voluntariamente deciden compartir un estado de vida para la ayuda mutua y la fundación de una familia”, se señalaba en el apartado que se borró.

Esto se da luego de que, en el 20 de diciembre pasado, la titular de la Secretaría de Gobierno, Libia Denisse García Muñoz Ledo, dirigió una circular al director general del Registro Civil, Juan Hinojosa Diéguez, para que se cumpliera con los casamientos sin importar la preferencia sexual.

.

“Se reconoce y materializa el derecho que tienen todas las personas. Sin discriminación por su preferencia sexual a contraer matrimonio en nuestras oficialías del registro civil, si así fuera solicitado y sin necesidad de que medie recurso legal para su procedencia”, narró el documento que ‘dio luz verde’ en aquel momento.

.

A esto le restaba el ‘respaldo’ a través de una publicación en el Periódico Oficial del Estado de Guanajuato, misma que firmaron el 10 de enero pasado, la propia secretaria de gobierno y el gobernador de la entidad, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, para que así, entrara en vigor -tras su publicación- este miércoles.

“El desarrollo jurisprudencial actual permite concluir que la Constitución General no prohíbe el matrimonio igualitario. Tampoco lo regula, guarda silencio al respecto. Dicho silencio ha permitido el desarrollo normativo y jurisprudencial de dicha institución (…) Se ha reconocido que el hecho de que la Constitución no defina el matrimonio permite que dicho concepto pueda modificarse acorde a la realidad social, logrando con ello, que en la actualidad el concepto de matrimonio se entienda desvinculado de una función procreativa como fin último”.

“Si bien, tradicionalmente el matrimonio fue considerado como la unión entre hombre y mujer con la finalidad de procrear, al no encontrarse definido en la Constitución, no es un concepto inmutable”, se concluyó en la publicación del Periódico Oficial del Estado de Guanajuato.

Lee el documento a continuación:

Ponen alto a quienes se oponen

En días pasados un grupo civil bajo el nombre  #MatrimonioEs, buscaron recolectar 150 mil firmas para tratar de revocar la disposición oficial de la Secretaría de Gobernación, esto para pedir que la unión entre parejas del mismo sexo no fueran considerada matrimonio.

Tras lo cual la secretaria de gobierno Libia García Muñoz Ledo dijo que ya sostuvo una reunión con sus representantes, a quienes les dejó en claro que su propuesta va contra de los derechos humanos, y también contra el decreto de la SCJN.

“Me reuní con esta asociación, platicamos como fue que se llegó a esta determinación y la imposibilidad legal que hay de denominarlo de otra manera. Es un tema rebasado, en el que la Corte ya se ha pronunciado y cualquier otro cambio en la denominación que sea distinto al matrimonio, es discriminatorio de Derechos Humanos. Ellos hablan incluso de la realización de un plebiscito y les hicimos saber que el tema de Derechos Humanos no es sujeto de ningún tipo de consulta” puntualizó.

Por su parte colectivos de la comunidad LGBTTTIQ, han celebraron los avances, así como los registros civiles se abran a los matrimonio igualitarios, sin embargo insistirán en que se haga ley en Guanajuato.

A un mes de que la Secretaría de Gobierno estatal emitiera la circular a las Oficialías del Registro Civil, reconociendo el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo sin necesidad de presentar un amparo, 17 parejas en todo el estado ya se habían acercado a sus oficinas para solicitar la unión civil.

LC