Don Cecilio ruega porque no desaparezca el arte de las muñecas de cartón en Celaya

Fotos: Martín Rodríguez

Luz Zárate

Celaya.- Cecilio Mendoza Martínez tiene 76 años de edad y prácticamente toda su vida dedicándose a la elaboración de muñecas de cartón, que es una artesanía tradicional de Celaya y de gran reconocimiento nacional. Sin embargo, ya no se venden como antes y poco a poco han desparecido los talleres que se dedicaban a este oficio.

Con tristeza dijo que ya no se valora este juguete como antaño y en consecuencia tampoco se vende y teme que poco a poco se vaya perdiendo esta artesanía que es de origen celayense. No obstante, él sigue elaborando la tradicional muñeca de cartón porque viene de una familia de artesanos y el oficio lo aprendió de su padre y su abuelo.

“Yo tengo 76 años y desde niño veía como las hacía mi padre y mi abuelo, ya en forma que me comencé a dedicar a esto llevo más de 50 años, crecí viendo a mis padre, aprendí y ahora que ya no están ellos le seguí yo con la tradición, desafortunadamente ya no se vende como antes, no se le da el valor como antes ya no, antes venían muchas personas de todos lados a comprar, pero ya no”, contó Cecilio.

Don Cecilio platicó que desde hace años se ha considerado a Celaya como cuna de la Cartonería, un trabajo que es reconocido en el país y en el mundo.

Platicó que en su momento llegaron a haber más de 20 talleres que producían una gran cantidad de juguetes que se comercializaban en diferentes partes de la región y a nivel nacional. La mayoría de los artesanos son del Barrio de San Antonio y Tierras Negras.

Históricamente se han producido diferentes tipos de juguetes de cartón en Celaya, pero los principales han sido las muñecas articuladas que se distinguen por sus colores y símbolos prehispánicos como: los chacos, cascos y espadas, aunque se decoran de diferentes maneras, el resultado final depende mucho del humor en que esté el artesano.

No te pierdas: Los Judas, artesanía a punto de extinguirse ahora en el Museo Regional de Celaya

Las muñecas de Celaya surgieron a finales del siglo XIX.

Cecilio contó que las muñecas se hacen en moldes donde se prepara un aislante y se coloca el cartón (en su caso utiliza de costales de harina Maseca), el cual previamente se moja, se escurre y se malluga, además le pone engrudo para que se pegue.

Platicó que la figura de la muñeca debe secar muy bien, para luego pintar el rostro y decorarla al gusto de quien las va a vender.

Las muñecas también llamadas “Lupitas” están formadas por 5 piezas, la cabeza acompañada del trozo, 2 brazos y 2 piernas. Una vez que estas cinco piezas están secas y han sido desmoldadas, se les hacen algunas perforaciones para unir con hilos las cuatro extremidades al torso.

El paso final, pero tal vez el más relevante es la decoración, pues el colorido es un elemento característico de este juguete. Son pintadas a mano con pintura vinílica y su ropa es casi siempre adornada con flores de colores brillantes o diamantina. El color de piel de las Lupitas es muy peculiar, llega a ser casi rosado.

En la actualidad, los artesanos del cartón aseguran que no se tiene el apoyo necesario por parte de las autoridades, aunado a que hace falta una plaza de exhibición de las artesanías locales. 

El taller de Cecilio está ubicado en la Calle Guanajuato 303 entre Aldama y 1 de mayo en el Barrio de San Antonio, ahí ya muchos ubican que es artesano desde niño, pero ya no es tan demandadas sus muñecas.

Ve más: Se posicionan artistas de Nuevo Chupícuaro por sus obras de cartonería

Mario Tierrablanca, representante de los artesanos cartoneros, señaló que es importante que los celayenses no dejen que se pierda esta tradición pues es parte de la identidad de los ciudadanos.

“El juguete de cartón era común que se vendiera en fiestas patronales, costumbre que a la postre se hizo tradición y ahora lo buscan como una artesanía, pero les quiero decir que no lo vean así, síganlo viendo como juguete, luego lo van a ver como una obra de arte y ya no van a conseguir nuestros productos y este bonito oficio de Celaya puede morir”.

Ninguna administración se ha animado a adecuar algún sitio que sirva como una especie de tianguis o mercado de artesanías y los artesanos coinciden en que es muy difícil vender sin un local o un sitio fijo para exhibir sus artesanías. La mayoría no se promociona por internet porque no saben usar las redes sociales.

El ex Director de Turismo, Raúl Jiménez, señaló que es importante que se cree unan plaza o mercado de las artesanías, donde expongan los artesanos locales y sea una manera de detonar a este sector, pero también los visitantes tengan un lugar a dónde acudir y conocer lo que se hace en Celaya.