El policía municipal Miguel Ángel N. actualmente solo es acusado por desaparición y violencia familiar, mientras Juan David sigue desaparecido

Nayeli García
Irpauato.-
Miguel Ángel ‘N’ fue vinculado a proceso por los delitos de desaparición forzada cometida por particulares agravada y por violencia familiar en contra de Juan David de 11 años de edad. El niño está desaparecido desde el 13 de mayo.

Por ello, el policía municipal permanecerá en prisión preventiva hasta que concluya el proceso, de entrada cuatro meses para concluir la investigación.

La juez de control resolvió en punto de las 8:29 de la noche que existían elementos suficientes para acreditar la comisión del hecho en apariencia. Así como determinar la responsabilidad del policía municipal activo en la desaparición del niño, al ser la última persona en tener contacto con él.

Lee también: Revisan vinculación a proceso de policía por desaparición de Juan David

La desaparición de Juan David

La madre de Juan David, Reina Bonilla, considerada víctima indirecta en este caso, declaró el 17 de mayo, en una ampliación de su declaración que, entre las 12 de la noche y la una de la mañana, Miguel Ángel se llevó al menor.

Declaró que la noche anterior Miguel Ángel había tenido un comportamiento agresivo en contra de Juan David. Ese 13 de mayo, levantó al niño que ya estaba acostado y se lo llevó en contra de su voluntad, supuestamente para llevarlo con su padre biológico.

Luego, cerca de las 4:30 de la mañana, Miguel Ángel regresó con pantalón y tenis cubiertos de tierra y aseguró que el niño había escapado. Sin embargo, ante la agresión contra el menor desde al menos un año y que se había agravado hacía dos meses, la madre habría supuesto algo malo.

Aunque intentó denunciar inmediatamente, Miguel Ángel le aconsejó que esperara 72 horas para denunciar, pues no lo podía hacer antes. Además le dijo cómo presentar la denuncia y que dijera que el niño había escapado por una ventana y que ellos se dieron cuenta que no estaba hasta el día siguiente.

La juez de control hizo hincapié en que Miguel Ángel pese a su historial como agente ministerial capacitado y policía municipal en activo que conoce de los protocolos y las denuncias, no sólo no hizo nada para localizar al menor, pudiendo pedir apoyo de toda la corporación municipal para localizar al hijo de su pareja, además de obstaculizar la denuncia.

Las evidencias

En el hogar de la familia, encontraron las prendas que Miguel Ángel vestía el día de la desaparición. Además de otros datos de prueba que confirmaron la versión de la madre.

Puedes leer: Inicia audiencia contra presunto culpable de desaparecer a Juan David

Incluso, su hermano pequeño, Dylan Giovanni, de apenas seis años, confirmó en su declaración que Miguel Ángel golpeaba a Juan David con el cinturón hasta sacarle la sangre en diversas partes del cuerpo.

La defensa recurrió a intentar acusar la responsabilidad de la madre con argumentos que la juez señaló como estereotipos que excluyen la violencia contra la mujer y sus otros hijos.

La juez de control estableció que la desaparición de Juan David no solo afecta al niño, privado de su libertad en contra de su voluntad, sino que provoca zozobra entre sus familiares y causa malestar en la sociedad.

Detención fue legal

Miguel Ángel N. es acusado de la desaparición de Juan David

En cuanto a la supuesta detención ilegal de Miguel Ángel, la juez descartó esta situación; señaló que a él lo detuvieron estando en libertad, por lo que declaró como legal la detención.

La primera detención de Miguel Ángel se dio el 17 de mayo por delitos contra la salud, ya que le aseguraron droga entre sus pertenencias y se abrió una carpeta de investigación en su contra que se resolvió sin acción penal. Salió libre el 23 de mayo, en ese momento, al quedar en libertad, el Ministerio Público ya había abierto otra carpeta y obtenido una orden de aprensión en su contra, pero ahora por los delitos ya mencionados.

La Fiscalía General del Estado (FGE) solicitó un plazo de investigación de cuatro meses, a vencerse el próximo 26 de septiembre, para concluir la investigación, para aportar más datos de prueba, ampliar los protocolos de búsqueda del niño y tener los resultados genéticos de los objetos asegurados en la casa de la familia. Ahí se encontró una colchoneta con manchas rojas, que se presumen podrían ser la sangre de Juan David.

Finalmente la juez de control pidió a la asesoría jurídica fijar el domicilio de la madre de Juan David. Dio como plazo tres días, pues requiere que se notifique al ser una víctima indirecta en este caso.

Te puede interesar:

https://t.me/periodico_correo

LC