Onofre Lujano

Jerécuaro.- El artista jerecuarense Daniel Rico Patiño, escultor, pintor, muralista, creador del ‘Coloso vigilante’ en Irapuato, el ‘Cristo de la misericordia’ en el Cerro del Sombrerete en Jerécuaro y la ‘Diosa de la fertilidad’ en Chupícuaro, muestra sus nuevos proyectos como hijo pródigo del sureste del estado.

En su estudio en la ciudad de Querétaro, el jerecuarense por ahora trabaja en algunas pinturas. Pero además de las exposiciones, muestra sus habilidades en el atletismo, donde participa continuamente en competencias.

Más arte: Juan Caly: cantautor chiapaneco rescata el ‘High life’ del baúl de los recuerdos

Daniel Rico Patiño nació el 24 de diciembre de 1970 en Jerécuaro, es artista visual multidisciplinario destacado por su obra escultórica monumental, su pintura mural y el dominio de la pintura de caballete.

Formado bajo la disciplina academicista, la obra del guanajuatense se define como realismo natural y se percibe el estricto dominio de la técnica al óleo y el dibujo, así como sus bien logradas composiciones que se integran de manera natural al espacio arquitectónico.

A distancia se visualiza el espacio abierto, la escultura monumental y la interacción del espectador con la obra, integrados de una manera excepcional por su buena composición y el acertado dominio del espacio.

Todo se conjuga en esta promesa artística del estado, dotado de disciplina, constancia y dedicación, requisitos indispensables en la producción artística que han hecho de él una excelente propuesta en las artes visuales, principalmente en la obra monumental.

Décadas de trabajo duro

Como parte de su preparación, el jerecuarense participó en 1996 en proyectos murales en escuelas públicas de Morelia, Michoacán, bajo la tutoría del maestro muralista Jesús Rodríguez Arévalo. En 2002 logró una residencia para el diplomado de mosaico bizantino en Roma, Italia, asistido por la maestra Marina Rossi Mesiano.

Ese mismo año realizó una residencia en escultura en la Florence Academy of Art en Italia bajo la tutoría del maestro Robert Bodem y en 2005 inició el diplomado de pintura al óleo con el maestro Santiago Carbonel en la UAQ en Querétaro, Querétaro.

También lee: Desde la Sierra de Xichú, lanzan corrido “De ya sabes Quien” para AMLO

Para 1997 participó en la exposición colectiva ‘Pintores de Guanajuato’ en la Casa de Cultura de Salamanca. Posteriormente en 2003 exhibió la serie ‘Crepusculario’ en el Museo de Acámbaro y en 2013 su obra fue seleccionada en la colectiva ‘Arte en Movimiento’ de Ibérica Contemporánea Museo de Arte de Querétaro.

En 2013 su obra fue seleccionada en la colectiva ‘Arte 40’, Concurso Nacional del Centro de las Artes La Esmeralda, en la Ciudad de México, y participó en la colectiva del mismo nombre en el Museo de Irapuato. Finalmente, en 2016 exhibió la ‘Escultura y Pintura’ en la Galería Almendra Roja en Querétaro.

Te puede interesar:

ac