Cuca Domínguez

Salamanca.- Hasta el 10 de octubre que concluye la actual administración municipal, los salmantinos sumarán 238 días pagando un alza no autorizada a la tarifa del transporte de ruta fija. El presidente de la comisión de transporte, Víctor Hugo Rueda Olmos, argumentó que se hizo el trabajo, “pero a la fecha no entiendo cómo fue que no se logró el consenso”, precisó.

Incluso, lamentó que justo cuando se estaba dando la revisión del tema, algunos regidores integrantes de la comisión solicitaron licencia para irse a la campaña política, y que por ello tampoco se avanzó: “al regreso de los titulares se volvió a plantear el tema y dijeron no hay condiciones”, precisó.

Rueda Olmos destacó que en este tema de la tarifa de transporte se siguió el procedimiento que marca la Ley. Primero sesionó en lo que es la Comisión Mixta, donde están los representantes del transporte, de la sociedad civil, ahí se aprobó el incremento de la tarifa avalado por un estudio técnico.

“Incluso propuse que podría ser gradual, que se protegiera a los estudiantes, adultos mayores y personas con discapacidad y que a ellos no se les aplicará el alza por ser grupos vulnerables. Sin embargo, a pesar de las 3 o 4 reuniones incluso con los regidores, pero no se obtuvo el consenso. Llevé el tema desde la comisión al Ayuntamiento, literal no se alcanzaba la mayoría, se requería la mayoría calificada a efecto de poder avanzar con la propuesta y en virtud de esta situación siempre estuve dispuesto para sacar adelante este tema, porque incluso para la próxima administración será complicado”, precisó 

Dijo además que la autoridad municipal tiene la responsabilidad de supervisar que el transporte se preste adecuadamente y se cobre lo autorizado: “el municipio ha sido laxo, en su momento no han sancionado como debiera ser, al momento de estar cobrando los 10 pesos y no los 8 que hasta ahora están autorizados. Créanme que un regidor no es todo el Ayuntamiento, he dado la cara a los medios de comunicación y siempre he dado la cara por lo temas que manejamos, por el trabajo que realizamos que en alguna medida ha habido errores y así es la política”, precisó.

Precisó que éste es un tema muy complejo donde hay una responsabilidad: “pero en lo que se refiere a mi trabajo, ahí está el trabajo, lo avalan las actas de las comisiones, se ha hecho lo imposible para sacar adelante este tema de la forma más equilibrada posible.

El 12 de febrero de este año los concesionarios de las poco más de 10 líneas de transporte de ruta fija urbana y suburbana incrementaron el pasaje de 8 a 10 pesos, con lo que se generalizó este incremento y desde entonces se mantiene el costo del pasaje en 10 pesos.

El aumento

El presidente de la Asociación de Transportes “Villa de Barahona”, señaló que no se retractarían del aumento a la tarifa del transporte público, pese a que recibieron sanciones. Mencionó que ya era urgente el incremento para seguir prestando el servicio y si no se ha dado la autorización del ayuntamiento, es porque la Comisión de Seguridad, Transporte y Protección Civil, tiene retenido el tema.

Informó que, a decisión de la Comisión de Seguridad, Transporte y Protección Civil del Ayuntamiento, no se pasaría al pleno mientras se encontrara el semáforo rojo por la pandemia, lo que fue un error, ya que quien decide la autorización es el pleno del ayuntamiento y no la comisión.

Ante esto, la mayoría de los camiones suburbanos mantuvieron su tarifa en espera de que el Ayuntamiento aprobara el incremento en el costo del pasaje.

Desde el incremento del pasaje sin permiso de las autoridades municipales, las denuncias de los usuarios no aumentaron, y de acuerdo a la Dirección de Vialidad y Transporte, solo hubo tres quejas oficiales por este aumento. Además, informaron que los transportistas señalados fueron sancionados en su momento.

El presidente municipal provisional, José Luis Montoya Vargas, informó que el tema de la autorización de la tarifa del transporte público se retrasó por los cambios que se han dado entre los miembros del Ayuntamiento.

Por otra parte, el director de Movilidad, Transporte y Vialidad, Martin Rodríguez Ayala, precisó que el pleno del Ayuntamiento aún no aprobó la actualización o ajuste tarifario en el transporte público.

Explicó que el tema es un ajuste tarifario que se da tras un estudio que se realizó desde diciembre de 2020 y en su momento la Comisión Mixta Tarifaria de regidores acordó subir el tema al Pleno, pero en la actualidad sigue en un análisis, no hay ninguna aprobación.