Luz Zárate

Celaya.- Las obras de remodelación en distintas calles del centro de la ciudad ya presentan desprendimiento del pórfido, las cenefas no están concluidas, las coladeras quedaron por debajo del nivel de la calle, hay registros abiertos y quiebre del piso en algunas zonas.

En la remodelación de las calles Manuel Doblado, Morelos, Hidalgo y Benito Juárez, las cuales fueron intervenidas durante este último año del trienio encabezado por Elvira Paniagua, se invirtieron 74 millones de pesos.

Estas obras fueron inauguradas el 8 pasado de octubre, un día antes del cierre de la administración municipal.

Vecinos y comerciantes de las calles Morelos, Hidalgo, Benito Juárez y Manuel Doblado donde se realizaron estas obras, señalaron que ellos les advirtieron a las anteriores autoridades e incluso le reportaron a la ex alcaldesa, Elvira Paniagua, del desprendimiento de pórfido en estas obras, pero en ese momento no se hizo nada al respecto.

Incluso cuando se le preguntó al Ex Director de Obras Públicas, Juan Gaspar García, porqué se habían presentado estas averías si estaban recién terminadas e incluso aún no eran entregadas al municipio y tampoco inauguradas, el ex funcionario señaló que era por el uso.

Las obras se realizaron siguiendo el sistema constructivo que se viene utilizando desde la rehabilitación de la calle Guadalupe con la colocación de pórfido en el arroyo vehicular, la ampliación de banquetas y colocación de granito blanco y negro sobre estas, así como renovación de mobiliario urbano.

Al respecto, el presidente municipal, Javier Mendoza, señaló que el Director de Obras Públicas, Marco Antonio Hernández, le pase un informe de estas obras.

“Todavía no tengo el reporte, tengo 12 días, me falta tiempo para agarrar todo caray. Son fallas de origen de construcción, poco a poco lo voy a ir atendiendo, pero ya los directores están entrando de lleno”, manifestó el presidente municipal.

Largo camino

Foto: Martín Rodríguez

Los trabajos para embellecer el centro histórico de Celaya comenzaron en enero, con un plazo de ejecución de tres meses, es decir se tendrían que haber terminado en abril. No obstante, después se dijo que hasta junio, pero se alargó hasta el mes de octubre cuando finalmente fueron entregadas.

Desde principios de agosto, los comerciantes de la zona denunciaron de la afectación que les generó en sus ingresos debido al cierre de algunas vialidades.

A raíz de que comenzó el proyecto de embellecimiento de las calles Morelos y Manuel Doblado, que son de las vialidades más céntricas y ambas sirven para desfogar el tráfico del primer cuadro de la ciudad, cerraron varios negocios debido a la disminución de visitantes al centro.

Además, a raíz del regreso a clases y la realización de las obras en algunas calles del primer cuadro de la ciudad, aumentó el caos vehicular en los ‘horarios pico’ en el centro.

Por otra parte, mientras se realizaban los trabajos, la fachada de la Casa del Diezmo –edificio catalogado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), resultó afectada por lo que se tuvo que contratar a otra empresa para reparar el inmueble.

El Director de Desarrollo Urbano, Gustavo Báez Vega, señaló que los daños causados a este inmueble catalogado, se debió a intervenciones inadecuadas de parte de los trabajadores de la empresa, ya que usaron maquinaria pesada a una corta distancia de las paredes de este edificio, causando el desprendimiento elementos arquitectónicos de cantera conocidos como consolas y guardapolvo, de la fachada de la Casa del Diezmo.

Al respecto, el Director de Obras Públicas, Juan Gaspar García Aboytes, negó que los trabajos estuvieran mal realizados, aseguró que el desprendimiento del repellado es un procedimiento normal y destacó que será la empresa que realizó las obras de embellecimiento de esta calle, la que se encargue de contratar a un especialista que repare los desperfectos.