Luz Zárate

Celaya.- Al realizar las obras de mejora de la imagen urbana de la calle Benito Juárez, la empresa que realizaba los trabajos afectó la fachada de la Casa del Diezmo –edificio catalogado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)-,  por lo que ahora se tendrá que contratar a otra empresa que repare el repellado que se desprendió de este inmueble. 

El Director de Desarrollo Urbano, Gustavo Báez Vega, señaló que los daños causados a este inmueble catalogado, se debió a intervenciones inadecuadas de parte de los trabajadores de la empresa, ya que usaron maquinaria pesada a una corta distancia de las paredes de este edificio, causando el desprendimiento elementos arquitectónicos de cantera conocidos como consolas y guardapolvo, de la fachada de la Casa del Diezmo.

Báez Vega, señaló que un inspector del INAH se percató del daño al inmueble y levantó el reporte de la afectación y ahora la empresa Corzzisa, encargada de realizar los trabajos de rehabilitación de la calle, deberá reparar los daños causados y promover ante las instancias correspondientes la solicitud para las reparaciones.

Foto: Martín Rodríguez

Al respecto, el Director de Obras Públicas, Juan Gaspar García Aboytes, negó que los trabajos estén mal realizados, aseguró que el desprendimiento del repellado es un procedimiento normal y destacó que será la empresa que realizó las obras de embellecimiento de esta calle, la que se encargue de contratar a un especialista que repare los desperfectos.

“Esto no quiere decir que sea un mal trabajo de la empresa, ni que se hayan aplicado malas técnicas, a la hora que tú desprendes la banqueta se trae parte del aplanado porque hay humedad y se empieza aflojar con el paso del tiempo. Es algo normal que la banqueta rebota el agua y empieza a generar humedad y lo empieza a deteriorar. Si lo hubiera hecho a mano o con maquinaria hubiera pasado, el trabajo está ejecutado como debe seguirse, ya se va a reparar”, afirmó García Aboytes.

El Director de Obras Públicas señaló que al ser “un accidente” que sucedió al momento de realizar las obras de rehabilitación de la calle Benito Juárez, es responsabilidad de la empresa contratista y será ésta quien pague los gastos de reparación de la fachada de la Casa del Diezmo, pero exclusivamente de la parte baja –lo que está pegado al piso, según dijo el funcionario-.

Foto: Martín Rodríguez

“Como es un edificio catalogado, tendrá que intervenir con todos los procesos que marca el INAH, esto lo tiene que reparar el contratista y no hay costo extra. No fue error, si existe un repellado ahí y al momento que quitas la banqueta lógicamente va a traerse algo, así lo hagas con pincitas, es un proceso, no es un trabajo mal ejecutado”, defendió.

La Casa del Diezmo está ubicada en la calle Benito Juárez, entre Hidalgo y el bulevar Adolfo López Mateos, en esta vialidad se ampliaron las banquetas y se colocó piso de granito y pórfido. La inversión del embellecimiento de esta calle fue de 34 millones de pesos.

Por su parte, Gustavo Báez, aseguró que el proyecto de restauración tiene que estar avalado por el INAH y hasta que la empresa contratista no repare los daños causados a la Casa del Diezmo, no se va a finiquitar el pago de la obra.

Foto: Martín Rodríguez