Roberto Lira

Celaya.- Los alumnos de la primaria Juan Álvarez encontraron en la iglesia de la Santa Cruz un espacio para continuar sus estudios luego de que su escuela quedó inhabilitada por los daños que generó la grieta en el suelo de la comunidad de La Cruz.

Después de año y medio de clases a distancia los estudiantes de la primaria Juan Álvarez regresaron a sus aulas, sin embargo, apenas un mes después de haber iniciado el presente ciclo escolar tuvieron que abandonar nuevamente su escuela, pues fue dañada por la grieta que surgió el pasado tres de octubre tras las fuertes lluvias que inundaron parte de la comunidad.

Desde hace dos semanas los estudiantes reciben clases en la iglesia de la Santa Cruz donde se dispone de seis espacios para atender todos los grupos de esta escuela y en breve se terminará la habilitación de tres aulas en el templo de Nuestra Señora de Guadalupe para que ahí reciban clases los alumnos de primero, segundo y tercero.

También lee: Celaya: tendrán clases en iglesias por grieta en La Cruz que dañó su escuela

La maestra Ada Rodríguez comentó que la adaptación al nuevo espacio no ha sido fácil para los docentes y los estudiantes luego del regreso a clases tras perder el edificio donde trabajaron por varios años.

“La verdad sí ha sido un cambio muy difícil, el adaptarnos con los niños a un nuevo lugar cuando ya teníamos establecido todo nuestro quehacer cotidiano, ha cambiado mucho… Como docentes nos sentimos tristes en un momento nos sentimos como si nos hubieran desalojado o algo así, fue muy complicado aceptarlo, pero con tal de seguir con nuestro trabajo estamos haciendo todo lo posible”, comentó la maestra. 

Asimismo, dijo que para los alumnos ha sido una novedad tomar clases en la iglesia, lo cual ha favorecido su adaptación.

“Si como que lo han tomado muy bien, a la mayoría se les hace novedoso, diferente y siempre los novedoso les llama la atención, entonces sí se han adaptado”, comentó la docente.

De la misma manera comentó que la matrícula escolar de la escuela es de aproximadamente 150 alumnos, la mayoría de ellos ya regresó a clases presenciales y diariamente se atiende a un promedio de 50 niños en la iglesia, el resto de los estudiantes que han decidido no volver a las aulas son atendidos de manera remota y se les asigna trabajo para que lo realicen en casa.

Reprochan desatención de autoridades

Los vecinos afectados por la enorme grieta que apareció en la comunidad La Cruz, pasaron del susto a la preocupación, ahora han llegado al enojo pues las autoridades municipales no regresaron al lugar de la afectación y mucho menos les han apoyado.

Los afectados relataron que la ex alcaldesa Elvira Paniagua acudió días antes de salir de la administración, pero “sólo a tomarse la foto del recuerdo y presumirlo en redes sociales” pero los apoyos nunca llegaron.

El actual presidente Javier Mendoza Márquez y los funcionarios que recién entraron con el cambio de administración, ni siquiera han acudido a la comunidad.

Lee más aquí: Del miedo al enojo en La Cruz: reprochan desatención de alcalde de Celaya

LC