Staff Correo

Manuel Doblado.-El colectivo de búsqueda de desaparecidos ‘Hasta Encontrarte’ denunció negligencia de las autoridades de seguridad que expuso a varias buscadoras durante sus labores en Manuel Doblado la tarde-noche de este sábado a manos de sujetos armados.

A través de un comunicado en redes sociales, las buscadoras recordaron que sus labores continuamente requieren la búsqueda en campo “o en cualquier rincón o punto” donde las alertan sobre los hallazgos de restos, entre los que encontraron una zona de Manuel Doblado alrededor de las 15:00 horas.

“Como es debido, avisamos de inmediato a las autoridades, quienes dijeron que llegarían al punto a hacer la exhumación correspondiente. La Fiscalía del Estado nos dijo que en cualquier momento los agentes llegarían, mientras que operadores del Mecanismo de protección de personas defensoras de derechos humanos advirtió que enviaría a policía a ‘auxiliar’, situación que nunca pasó”, denunciaron.

Asimismo, relataron que después de cuatro horas optaron por retirarse del lugar “por el riesgo que representaba estar ahí”, pero al poco tiempo “se percataron de que hombres armados las estaban siguiendo. Para resguardarse tuvieron que correr entre maizales”.

“Las horas de espera para que llegaran autoridades a protegerlas fue en aumento, pues las pudieron encontrar y resguardar hasta las 11 de la noche. La negligencia de la Fiscalía General de Justicia del estado, del Mecanismo Federal de Protección de personas defensoras, de la Comisión estatal de búsqueda y de la Secretaría de Seguridad Pública estatal puso en riesgo a nuestras compañeras”, agregaron.

Exigen protección

En ese sentido exigieron protección inmediata y medidas de reparación y no repetición.

“Las búsquedas no pueden parar y nosotras no podemos estar en este nivel de vulnerabilidad en el que nos encontramos por autoridades omisas en un estado rebasado por la violencia. ¡Justicia y mil veces justicia!”, finalizan.

La denuncia llega en un momento álgido tras el asesinato del buscador Javier Barajas Piña el pasado 29 de mayo y las marchas a un año de la creación del colectivo ‘Luz y Justicia’ en Salvatierra, donde hacían un llamado por mayor seguridad durante sus actividades.  Lee más AQUÍ.

Aquí el comunicado completo 👇

Momentos de pánico

En entrevista, las buscadoras perseguidas narraron el momento de pánico que vivieron la tarde del sábado entre las 19:00 y 23:00 horas, cuando ya se disponían a retirarse de la zona en Manuel Doblado donde localizaron ropa y restos humanos.

“Ya nos cansamos de que siempre le tenemos que estar pidiendo a la Comisión Estatal que se unan a nuestras búsquedas y no lo hacen, o lo hacen de manera muy lenta. Entonces, decidimos hacer una prospección en unos puntos que nos habían señalado. Cuando entramos, dimos con el punto y fue positivo, (luego) decidimos salirnos porque no teníamos señal para avisar a Fiscalía, pues sabemos perfecto todo lo que tiene que ver acerca de la cadena de custodia y que nosotros podemos encontrar, pero no podemos tocar”.

Contó que cuando ya se iban, se percataron de la presencia de hombres armados a bordo de una camioneta. Después, unos hombres a bordo de una motocicleta, las estaban siguiendo y de inmediato activaron el botón de pánico, alertando a otros buscadores y también a las autoridades de Seguridad municipal.

Incluso, llamaron a la fiscal de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, Yolanda Ramírez Domínguez, y  a la Fiscalía Especializada en Derechos Humanos para pedir ayuda.

‘“Desde un principio apreté el botón de pánico y les dije: ‘nos vienen siguiendo’. Estuvimos marcando al mecanismo de protección para que nos mandaran unidades y jamás llegaron. Entonces, cuando vimos que ya eran como 6 o 7, decidimos retirarnos. ‘Ya era tarde’, dijimos, ‘ya mañana venimos’”.

“Ya nos mataron”

Una de las buscadoras señaló que en determinado momento dejaron de ver a los motociclistas y creyeron que ya estaban a salvo, por lo que se detuvieron en un Oxxo a comprar bebidas, pero cuando salieron del negocio y retomaron carretera volvieron a ser seguidas por dos camionetas.

Precisó que se pusieron muy nerviosas e incluso quien iba manejando el carro en el que ellas se desplazaban en cierto momento perdió el control del vehículo y volanteó, ocasionando que se salieran del camino y cayeran en una zanja.

Al momento en que salió del camino, frente a una sembradío, una de sus compañeras dijo “ya nos mataron”, pero ella le dijo: “no, vente córrele” y se salieron del vehículo para correr entre los surcos y esconderse entre la milpa, donde permanecieron ocultas hasta las 23:00 horas, momento en el que escucharon las torretas de las patrullas. La ayuda finalmente había llegado.

“Abrimos la camioneta y nos metimos por la parcela y por ahí íbamos corriendo, nada más escuchábamos que nos gritaban que ya los teníamos hasta la madre, que hijas de no sé qué y así muchísimas maldiciones y se escucharon balazos. Nosotras nos agachamos y ya no corríamos, ya gateábamos (…) ahí estuvimos desde las siete hasta las once (…) Entraban llamadas del mecanismo de protección, que no lograban ubicarme. (…) Ya cuando escuchamos las torretas fue que salimos y comenzamos a gritar que nos ayudaran”.

Finalmente, exhortaron a las autoridades para que les brinden una mejor protección, pues están muy vulnerables, sus vidas peligran y lo único que piden es seguridad para buscar y encontrar a sus familiares.

A pesar de lo vivido, los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas volvieron este domingo a Manuel Doblado, en donde aseguraron encontrar otra fosa clandestina para hacer trabajo de búsqueda.

Obispo de Irapuato se une al llamado

Por su parte, el obispo Enrique Díaz Díaz urgió a las autoridades a resolver el tema de los desaparecidos, pues señaló que es un problema urgente a resolver por las autoridades, ante la percepción que la situación ya rebasó al gobierno.

“Da la impresión que las autoridades están ya superadas y fueran capaces de sostener una seguridad, y sostener un equilibrio en la sociedad, necesitamos seguir insistencia y seguir apoyando a quien tiene desaparecidos, es un dolor muy grande. En este tema de violencia, en este tema de desaparecidos de tantos muertos como a mí me preocupa que nos podamos acostumbrar que hay violencia y ya nomás no me pase a mí, es un tema urgente, muy urgente, tantos desaparecidos”, indicó.

El religioso lanzó un llamado a las autoridades que competan para que tomen cartas en el asunto y se dé una esperanza a todas las familias que están en medio de esta situación y pidió a la sociedad que también apoye a los familiares de desaparecidos, y no ser indiferente ante su dolor.

“Pareciera que no hay forma, no hay modo en que se pudiera atender, este si sería un llamado a quien corresponda que nos dé posibilidades de poder encontrar y buscar a nuestros seres queridos”, insistió.

ndr