Daniel Moreno

Juventino Rosas.- “El dolor un familiar desaparecido es más grande el dolor de verlo morir”, afirmaron este domingo integrantes del colectivo ‘Luz y Justicia’ que salió a las calles de Juventino Rosas para exigir resultados a las autoridades y pedir el apoyo de la ciudadanía justo a un año de haberse consolidado como grupo.

María Concepción Sierra, representante del colectivo, encabezó una serie de actividades este domingo 18 de julio que enmarcaron el año de su inicio de actividades como colectivo de búsqueda de personas, fundado por ella misma.

Desde ese momento, como hasta ahora, ‘Conchita’ fue respaldada  y acompañada por integrantes de otros colectivos, tales como ‘Proyecto de Búsqueda’,  ‘Ángeles de Pie Por Ti’ Guanajuato’ y ‘Buscadoras’, quienes se unieron a la marcha de este año por las calles de Juventino Rosas.

También ofrecieron una conferencia sobre su trabajo en el jardín principal, donde coincidieron en señalar la corrupción, la ineficacia de autoridades y la falta de resultados por el escaso trabajo y la continua revictimización a la que se enfrentan en su búsqueda.

A un año de búsqueda

No obstante, reconocieron que a meses de consolidarse por alrededor del 2019, su trabajo los llevó a conseguir la aprobación de una Ley de Víctimas y una Ley de Búsqueda en Guanajuato.

Además, han comenzado con actividades de campo en Cupuato, Valle de Santiago, Acámbaro, Salvatierra, Sauz de Villaseñor, San José de las Pilas y otros tantos lugares donde en los últimos meses se han ubicado fosas clandestinas.

La líder del colectivo dijo que a pesar de la corrupción que puede existir en el sistema de gobierno quienes tienen algún familiar desaparecido deben de acudir a denunciar para sentar ese precedente en  la Fiscalía o en Derechos Humanos.

Incluso, pide acercarse a quienes integran la Comisión Estatal de Búsqueda o los propios colectivos, porque dijo que en todas las fosas clandestinas localizadas en los últimos meses se  han hallado más de 400  cuerpos que permanecen sin identificar porque no hay denuncia ni pruebas de ADN, dado que la Fiscalía no le da seguimiento a las investigaciones.

No nos señalen

‘Cony’ Sierra, como también se le conoce a Ma. Concepción, narró que su hija fue arrebatada por un hombre de la puerta de su casa hace tres años y medio, tiempo desde el que no ha sabido nada de ella.

“Lo más lamentable es que desde la primera denuncia ante la Fiscalía, las autoridades les dan la espalda”, pues según señaló, cuando acudió  a las autoridades lo primero que le dijeron fue que esperara “porque seguro se había ido con el novio”.

Expresó que también fue revictimizada hasta por su propia familia, quienes le dieron la espalda justificando que “si a esa persona la desaparecieron es porque andaba en malos pasos”, pero no es así y apuntó que su hija ha dejado una niña que hoy tiene ya 9 años y todos los días de pregunta: ¿cuándo va a regresar su mamá?

“La desaparición de un familiar es más fuerte que el dolor de un familiar muerto, el dolor  de desaparición es el más fuerte que existe porque la incertidumbre ni te mata ni te deja vivir”.

Es por ello que instó a la no señalización para aquellos que como ella enfrentan la desaparición de un ser querido.

ndr