Luz Zárate

Celaya.- Comerciantes del exterior de la Plaza del Quinto Sol y de toda la calle Antonio Plaza se han extendido desde su local hasta adueñarse de la banqueta, incluso en algunas zonas ya levantaron locales comerciales hechos con láminas o estructuras más elaboradas.

Por lo que, la Dirección de Fiscalización, planea seguir limpiando esa zona y que los locatarios respeten la vía pública y liberen las banquetas. Son decenas quienes han ampliado su comercio sin tener el permiso correspondiente.

La zona del exterior de la Plaza del Quinto Sol pocas veces ha sido delimitada por las autoridades municipales, mientras que en la calle Antonio Plaza se han realizado algunos operativos para quitar a los comerciantes de las banquetas, pero más tardan en quitarlos, que en el tiempo que regresan.

Antonio Plaza es una de las zonas comerciales en donde casi todos los negocios se extienden desde el comercio hasta la banqueta y a veces hasta el arroyo vehicular.

La Directora de Fiscalización, María Azucena Arredondo, informó que ya se está en pláticas con los líderes de comerciantes y representantes de locatarios, para informarles que deben retirarse de la banqueta y respetar el límite de su local comercial; pero sí no atienden la recomendación se decomisará la mercancía o se les estaría retirando con la fuerza pública.

“Estamos haciendo estudios, también estamos invitando a los líderes, como a las autoridades que tengan que ver con locatarios y vía pública para sentarnos a platicar y que se limpie esa zona. Estamos tratando de ordenar el comercio, no se va a tolerar ni a los semi fijos ni a los ambulantes”, señaló.

Los transeúntes señalaron que es muy importante salvaguardar la seguridad de los transeúntes, pues en muchos de los casos hasta se tienen que bajar de la banqueta y ponen en peligro su vida debido a la gran cantidad de comercios que invaden la vía pública.

En el caso particular de la Plaza del Quinto Sol, los comerciantes colocaron un techado en el exterior y ya hay vendedores que levantaron pequeños locales, pero no se tiene permiso debido a que es la vía pública.

La funcionaria señaló que se deben retirar tanto los vendedores, como su mercancía, no quitarán el techo porque sirve a los vendedores y quienes pasan por ahí para protegerse del sol o la lluvia, pero al comercio “no se le tolerará”.

Empezaron con los de la calle Morelos

Cabe recordar que el pasado 15 de julio los comerciantes que se encontraban en la calle Morelos fueron oficialmente retirados de la vialidad y ubicados en la Plaza Allende.

Al día siguiente, los vendedores buscaron contradecir la disposición del Municipio y colocarse de todas formas, cosa que no lograron luego de que macetas fueran colocadas en esta zona para impedir que se impusieran a la fuerza.

Pese a llevar entre 20 y hasta 50 años en esta zona, los comerciantes no pudieron cambiar la decisión de autoridades, algunos se enfrentaron, recriminaron o rogaron, pero la decisión permaneció siendo la misma. Además se les comunicó que el ordenamiento del comercio continuaría.

LC