Luz Zárate/Roberto Lira

Celaya.- A pesar de la negativa, inconformidad y reclamos de los comerciantes instalados en la calle Morelos, tras cinco horas de “dimes y diretes” entre las autoridades y los afectados, ese tramo de la vialidad quedó limpio del comercio.

Luego de un operativo que realizó desde la madrugada el personal de Fiscalización, Tránsito y Policía Municipal para impedir que se instalaran 12 comerciantes que desde hace 30, 40 y 50 años se colocan en la calle Morelos –en el tramo de la Calzada Independencia al mercado del mismo nombre-, personal de Servicios Municipales colocaron maceteros en los lugares que antes eran usados por los vendedores, esto para impedir que se colocaran a la fuerza.

“La intención es dejar la calle limpia”, dijo tajante la directora de Fiscalización, María Azucena Arredondo Mendoza, quien se enfrentó con los líderes y con los comerciantes afectados, luego de que algunos colocaron sus puestos a pesar de la prohibición y reclamaron a la funcionaria el desalojo.

“¿Cómo es posible que nos vino a quitar una mujer?, si en tanto tiempo nadie nos había podido quitar, no sé por qué cedieron la mayoría de los compañeros, si este lugar es nuestro”, dijo una de las comerciantes removidas.

Y es que la directora de Fiscalización, tajante dijo a cada uno de los comerciantes inconformes que “no hay vuelta atrás” y que esa calle es la primera etapa del proyecto de ordenamiento del comercio.

María AzucenaArredondo comentó que el cambio se dio en mesas de diálogo, donde líderes de comerciantes solicitaron la Plaza Allende para su reubicación. Dijo que los espacios están asignados como lo marca el permiso, el cual en Morelos no era respetado.

Para la instalación de este fin de semana, se realizó un operativo con presencia de elementos de Fiscalización, Policía Municipal y Tránsito y Policía Vial.

Algunos de los comerciantes “retaron” a la directora, otros se enojaron y la enfrentaron, algunos más le rogaron que no los quitara, otros le recriminaron que haya llegado con policías municipales para proceder con el desalojo de los puestos y otros explicaron que tienen hijos y una familia a la cual sacar adelante.

Sin embargo Arredondo Mendoza se mantuvo firme en que estos 12 comerciantes son los primeros en ser reubicados y se quedó en el sitio hasta que la banqueta y arroyo vehicular quedó libre del comercio.

La funcionaria afirmó que en el lugar se mantendrán los policías municipales e inspectores vigilando que nadie se llegue a instalar y adelantó que seguirán los vendedores que están en el exterior del Mercado Morelos.

Mientras tanto, a las 13:00 horas de este viernes sólo tres comercios de los 12 reubicados, se habían cambiado a la Plaza de San Agustín donde aseguran que no tendrán los mismos ingresos y responsabilizaron a la alcaldesa Elvira Paniagua y a la Directora de Fiscalización de lo que auguran serán “bajas ventas”.

DIRECTORA DE FISCALIZACIÓN ASEGURA QUE “VA POR EL ORDENAMIENTO DEL COMERCIO” EN LO QUE RESTA DE LA ADMINISTRACIÓN

Luego de más de 15 años que cada administración municipal ha prometido que va a ordenar el comercio, la Directora de Fiscalización, Azucena Arredondo Mendoza, aseguró que la reubicación de 12 comerciantes de la calle Morelos, es el primer paso para consolidar este proyecto.

Además adelantó que se busca impulsar que varias zonas del centro de la ciudad se declaren como patrimonio histórico, Arredondo señaló que no sabe hasta dónde se pueda avanzar en el ordenamiento del comercio, pues la administración municipal termina en octubre, pero “en algún momento se tenía que empezar”.

Arredondo Mendoza, señaló que se continuará en pláticas con otras uniones de comerciantes, pues se pretende ordenar y mejorar la imagen de toda la zona centro.

MD