Staff Correo

León.- La venta de carne contaminada con clembuterol, una sustancia sumamente nociva para la salud de quien la consume, sigue siendo una práctica recurrente en el estado pese a los esfuerzos por erradicar su comercialización.

De 2018 a la fecha, inspectores de la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG) sancionó a 70 negocios y/o expendedoras de productos cárnicos, por vender carne con clembuterol –20 fueron amonestados con un apercibimiento, y 50 recibieron una multa económica-.

Entre los establecimientos sancionados destacan los rastros de seis municipios: Juventino Rosas, Pénjamo, Valle de Santiago, Celaya, Pénjamo, la capital, y Salamanca, el cual fue infraccionado en dos ocasiones por reincidir en dicha práctica (una por una inspección realizada en 2019 y otra en marzo de 2021).

El caso del Rastro Municipal de Salamanca adquiere mayor notoriedad ya que fue el que ameritó la sanción más cuantiosa entre las 50 que aplicó la Dirección General de Protección contra Riesgos Sanitarios en el periodo, por un monto de 62 mil 734 pesos.

Ver nota: Hallan carne contaminada con clembuterol en dos carnicerías de Irapuato

Destaca también la multa aplicada a la Carnicería Santa Teresita, ubicada en el rancho La Pitaya, ya que este se encuentra en Unión de San Antonio, Jalisco, lo que quedaría fuera de la jurisdicción de la SSG. La infracción fue por 12 mil 090 pesos. Las infracciones que impuso la autoridad sanitaria implicaron la recaudación de un millón 130 mil pesos.

En Guanajuato hay 38 rastros municipales que realizan actividades de sacrificio y faenado de animales de diferentes zonas, y que periódicamente reciben visitas de verificación sanitarias para garantizar que cumplan con prácticas de higiene y manufactura durante el proceso, para evitar la contaminación de la carne y procurar un producto inocuo para los consumidores.

Lea también: Ofrecen más de 1.3 mdp a ‘amantes de la carne’ por volverse veganos por 3 meses

¿Qué es?

El clembuterol es una sustancia anabólica que contribuye al aumento de masa muscular por mayor retención de agua, que a la vez disminuye la deposición de grasa.

Dicha sustancia es utilizada por los ganaderos para que animales como vaca, cerdo e incluso pollo, engorden de una manera más rápida y se obtenga el peso deseado para su venta.

Cuando consumimos alimentos con clembuterol nuestro organismo no lo elimina completamente, ya que en los tejidos quedan residuos que pueden afectar la glándula tiroides, la cual se encarga de regular el metabolismo. Si el clembuterol la ataca, provocará una disfuncionalidad metabólica.

Entre otros síntomas está el adormecimiento de manos, temblores musculares, nerviosismo, dolores de cabeza, dolores musculares e intoxicación.

Persiste carne contaminada

Durante los primeros nueve meses del año, la Jurisdicción Sanitaria VI, ha detectado cárnicos contaminados con clembuterol. Los alimentos se pretendían ofertar en cuatro negocios de Irapuato, uno de Pénjamo y uno más en Abasolo. Por fortuna ninguna persona resultó intoxicada.

El uso de esta sal es ilegal y una práctica desleal entre los productores, además de que muy nociva para la salud humana, pero aún no se utiliza.