Cuca Domínguez

Salamanca.- Las inundaciones de hace dos semanas aún representan afectaciones, especialmente para los agricultores del municipio.

Se estima que por lo menos unas tres mil 500 hectáreas -en su mayoría cultivadas con maíz y sorgo- resultaron dañada y aún hay agricultores trabajando en la extracción del agua para rescatarlas.

Entre ellos está don Artemio Flores, agricultor de toda la vida quien dijo que “los campesinos somos los más aporreados, hoy aparte de estar anegados, también somos víctimas de la inseguridad; a un agricultor que estaba sacando agua de sus tierras, a punta de pistola cuatro hombres le quitaron su camioneta”, mencionó.

Por eso dirigió un mensaje al alcalde: “que nos apoyen en algo; presidente César Prieto, no te olvides de nosotros, estamos contigo”, dijo el agricultor.

‘Este año pintaba mejor’

Con 67 años de edad, don Artemio contó que este año pintaba para ser el mejor, “mis maíces puntearon bien bonito, me los chuleaban; todos pensamos que nos iría bien, porque las lluvia eran buenas. La cuestión es que se cargaron un día las lluvias, coincidió con el desborde del canal y la presa San Juan en Querétaro y esa agua llegó al río Lerma, que se llenó y no dejó salir el agua del dren 20, lo que originó que se inundaran las parcelas”, narró.

Don Artemio sigue sacando agua de su terreno, pero no descarta que tendrá mermas, por lo que manifestó que espera recibir apoyo de instancias como la Conagua.

El señor dijo que agradece por dedicarse a la agricultura, pero es una actividad de alto riesgo que siempre tienen que enfrentar solos, “empezamos a sembrar y suben los costos de todos los insumos, sube el abono, los insecticidas y con alzas importantes, estratosféricas y nadie hace nada para frenarlos. Si los cultivos llegan a término sin problema, porque en el camino surgen plagas y situaciones como la de las lluvias, a la cosecha nos tenemos que enfrentar a los precios bajos”, comentó.

Finalmente, dijo que además de las afectaciones por las lluvias que dejó los campos anegados, ahora tienen el problema de la inseguridad, “los agricultores estamos hasta la noche sacando con tractores y bombas charqueras el agua; y ya se han registrado robos”.

Evalúan daños en empresas

Las empresas proveedoras de la automotriz Mazda, instaladas en el Parque Industrial Bajío han retomado sus operaciones luego de que se extrajo el agua que las inundó y a la par han iniciado el recuento de los daños junto con el personal de las aseguradoras que ya recorren las instalaciones.

Correo buscó al administrador del porque industrial, pero se informó que, por el momento, no podía atendernos debido que estaba ocupado atendiendo al personal de las aseguradoras que determinarán los montos de las afectaciones, luego de que en algunas zonas de este parque el agua alcanzó más de metro y medio.

Entre las empresas afectadas están Mazda Logi, que provee de logística a Mazda Motor de México y Servilamina Summit, proveedora de acero, que tienen sus instalaciones en el bulevar México-Japón.

La tragedia

A inicios de octubre el municipio de Salamanca amaneció con una alerta por el aumento del nivel del río Lerma que alcanzó 5 metros de altura. Al mismo tiempo se atendieron inundaciones en por lo menos 5 comunidades rurales donde cayó una tromba.

Viviendas, sembradíos anegados, animales muertos, caminos dañados y hasta unos juegos mecánicos tuvieron pérdida total debido a la cantidad de agua que cayó la madrugada de este primero de octubre.

De acuerdo al reporte de las autoridades municipales se informó que se registró un incremento en el río Laja de aproximadamente 900%, debido a los aportes de líquido de zonas como Querétaro y Celaya. Mientras tanto, el Dren 20 se mantiene al 100 por ciento lo que ha provocado afectaciones en la zona industrial Park Bajío.

Otras zonas afectadas por el alto nivel del río Lerma fue la zona de amortiguamiento al sur de Las Estancias y al sur de Arboledas.