Roberto López

Dolores Hidalgo.- En sesión de Ayuntamiento fue resuelto el conflicto social generado tras la permuta de un predio en el fraccionamiento San Cristóbal. La dueña accedió a no reclamar el predio y el municipio le permitió otro.

Con la presencia de los comités vecinales del fraccionamiento San Cristóbal y colonia San Pablo o Independencia II, fue celebrada la sesión ordinaria de Ayuntamiento en la que se trató la declinación de María Lorena Rayas Pichardo para poseer la fracción de un predio en el fraccionamiento San Cristóbal, esto previa mesa de trabajo con el municipio para liberar la afectación, objeto del conflicto social en mención.

Durante la administración municipal 2000-2003, la CONAGUA multó al gobierno dolorense por temas de agua potable, sin que nadie lo atendiera. Fue hasta el año 2010 cuando el Sistema de Administración Tributaria (SAT) cobró dichas multas y recargos, a través de un embargo al edificio del Centro de Desarrollo Comunitario (Cedecom) de la colonia Independencia II, propiedad del municipio, sin que la autoridad municipal en turno lo atendiera, por lo que transcurrido el tiempo procedió el remate mediante subasta electrónica, cuya propiedad fue adquirida por la C. María Lorena Rayas Pichardo.

Con el fin de evitar una afectación directa a la población de la colonia Independencia II o San Pablo, considerada zona de atención prioritaria, dado que el Cedecom es un espacio que sirve para la capacitación de las personas, el Ayuntamiento actual, el 2 de diciembre del 2020, permutó con Lorena Rayas Pichardo dicho inmueble por un predio que corresponde al 4 por ciento del área de donación del fraccionamiento San Cristóbal, esto en pleno apego a la ley.

Dicha acción generó inconformidad de los vecinos del fraccionamiento San Cristóbal, así que el alcalde Miguel Ángel Rayas y la Secretaria de Ayuntamiento Jennifer Rodríguez Cárdenas, se reunieron con ambas partes, con colonos de San Cristóbal y la particular  Lorena Rayas Pichardo, a fin de buscar la mejor solución; a los vecinos del fraccionamiento San Cristóbal, les fue ofrecido la rehabilitación de su parque recreativo con un inversión de 3 millones de pesos, pero no aceptaron y prefirieron conservar el predio en mención. 

Luego, en sesión ordinaria de Ayuntamiento, fue aprobada la petición de María Lorena Rayas Pichardo, en el sentido de declinar del predio del fraccionamiento San Cristóbal, con lo cual prácticamente queda liberado el predio y sigue como originalmente estaba, área verde.

El Ayuntamiento aprobó comprarle a Rayas Pichardo el edificio del Cedecom que originalmente adquirió vía un remate, a fin de que el Municipio y los colonos sigan conservando dicho inmueble de uso común.

A propuesta de la secretaria de Ayuntamiento Jennifer Rodríguez, por mayoría de votos fue aprobado levantar un censo de todas las áreas de donación con que cuenta el Municipio, así como su estatus legal.