Enrique Pérez

Tierra Blanca.- “Hemos encontrado una administración con muchas deficiencias, principalmente económicas, por lo que estamos trabajando con lo que se nos dejó e implementado acciones de austeridad”, informó el presidente municipal, Rómulo García Cabrera.

En un balance a tres días de haber iniciado su administración, García Cabrera consideró que aunque “el arrancar siempre es complicado”, es preocupante la condición de los edificios públicos.

“La verdad es que están para dar pena… yo les he comentado a los que me han estado visitando: ‘discúlpenme de cómo te recibo aquí en mi oficina, pero no sé qué paso’. Los dejaron caer, los descuidaron”, resaltó.

Añadió que le han comentado que la condición es por tanta lluvia, sin embargo, considera que no es ese motivo por el que están en esas condiciones, pues el deterioro se presenta en la totalidad de los edificios públicos.

Servicios regresan entre austeridad

Foto: Enrique Pérez

En otro orden de ideas, manifestó que al tercer día de haber arrancado su mandato, la cuestión de los servicios públicos se está normalizando, como la recolección de basura y la distribución de agua potable, que para algunas comunidades tiene que ser trasladada mediante el servicio de pipas.

Por ello pidió a la ciudadanía tener paciencia, puesto que “el cambio de administración conlleva problemas, aún más cuando es de un partido a otro”, por lo que trabajan con lo que les dejó el Gobierno saliente. En tanto, implementarán medidas para trabajar con el recurso que se dejó para los tres últimos meses del año y realizarán acciones para ser “una administración austera”.

García Cabrera exteriorizó que se analizará el cómo ocupar bien cada peso y centavo destinado para el municipio, “aplicándolo de una manera correcta, siempre en beneficio de la sociedad”.

Te puede interesar: Siempre sí, Tierra Blanca tendrá su primera gasolinera en Arroyo Seco

ac