Redacción

México.- Si eres amante del mezcal, seguro brincarás de la emoción al saber que esta bebida, no solo es deliciosa, sino que también produce un curioso “milagro”: a la mañana siguiente de una noche de mezcal, no tendrás que lidiar con la odiada cruda o resaca.

La composición del mezcal cuenta con elementos únicos que previenen las resacas. Tiene una fascinante historia milenaria y otros beneficios para la salud.

El mezcal es un destilado que se fabrica a partir de la cocción y fermentación de las piñas del maguey. Se puede preparar artesanalmente. Posteriormente se extrae el jugo de la piña, se fermenta y se destila.

Su historia

Antiguamente el mezcal era usado en rituales o ceremonias prehispánicas. Un estudio de la UNAM, reveló que existieron hornos destinados a la destilación de mezcal en la zona de Xochitécatl-Cacaxtla, usados 600 y 400 antes de Cristo.

Beneficios: ¡Adiós insomnio!

Esta bebida favorece la digestión, es un excelente relajante que puede contribuir a conciliar el sueño. Su consumo puede prevenir paros cardiacos, gracias a su efecto contra la artropatía coronaria.

Tomar mezcal ayuda a calmar el dolor y evita inflamaciones. Puede combatir el colesterol y ayudar a disolver las grasas, sus propiedades son benéficas para las funciones circulatorias.

Con información de De10.com

Te podría interesar:

SZ