Nayeli García

Irapuato.-En Guanajuato se están abatiendo a los delincuentes, aseguró el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo al señalar que en las muertes por homicidio doloso que se tienen registradas en el estado “hay más criminales que víctimas”. Asimismo, felicitó y respaldó a la Policía municipal de Celaya por hacer frente al crimen organizado, porque se necesitan policías que realmente defiendan al ciudadano.

“Lo tengo que decir por su nombre: son criminales. Quienes traen un arma larga, un chaleco antibalas y viene a ejecutar a una persona no tienen para mí otro calificativo, que criminal”, señaló el gobernador.

Consideró que “no se pueden contabilizar como víctimas a los delincuentes” que han sido abatidos por las Fuerzas de Seguridad o han asesinado a guanajuatenses, estén o no involucrados en el crimen organizado.

Este martes la Policía Municipal de Celaya mató a tres de las personas, presuntamente involucradas en el asesinato de un cuarto, con lo que se suman 2 mil 655 víctimas de homicidios registradas por la Federación en Guanajuato al corte de septiembre del 2011.

Lee los detalles: Pánico en Celaya: asesinato desata persecución y balacera con policías

“Tú los pones como víctimas. Pero si traen un arma larga, un chaleco antibalas y acaban de matar a una persona, ¿cómo quieren que los llamemos? si no son criminales o les llamamos víctimas, víctimas son los guanajuatenses ejecutados, sus familiares desaparecidos, estos no son víctimas, son criminales y se les debe decir por su nombre. Si traen un arma, un chaleco y le están disparando a los policías, ¿qué quieres que hagan? ¿Abrazos?, ¡Nooo!”, insisto Diego Sinhue.

El gobernador aseguró que desde que inició su gobierno hay más delincuentes abatidos porque se les está haciendo frente, ya no sólo con las fuerzas estatales sino ahora también las policías municipales.

¿Y los reclutados?

Foto: Correo

Sin embargo, reconoció que se tiene que revisar caso por caso, ya que, por ejemplo, las familias de personas desaparecidas han denunciado que sus hijos están siendo reclutados a la fuerza por los grupos delictivos para que trabajen para ellos; situación que reconoció el gobernador sí puede estar sucediendo.

“Hablamos de las víctimas, muchos de ellos están en el negocio de la venta de droga, no todos, hay muchas personas que están involucradas, otras no, hay que revisar caso por caso. Hay personas que vienen de otros estados, inclusive, nos hemos encontrado mucha gente que viene de la costa del pacífico: Colima, Nayarit, Jalisco, Michoacán”, reflexionó.

Dijo que cada vez que ocurre un homicidio y hay un abatido se revisa el origen de estas personas y se evidencia que Guanajuato es un estado con cosas buenas, pero que esas cosas buenas como la logística también traen cosas malas como es la delincuencia.

Se está haciendo la tarea, falta mucho, sí. Hemos ido avanzando, no estamos para echar campanas al vuelo, pero hay que reconocer los avances, porque hay una estrategia que está funcionando, lento, pero está funcionando. Hay que seguir trabajando en ese sentido y me parece que esto de la actuación es importante”, aseguró.

En Celaya, comentó, “se tiene un compromiso de la policía municipal”, el cual destacó como necesario replicar en los diferentes municipios, pues hay muchos en los que ven a los grupos criminales “y se voltean a otro lado”.

“Creemos que esto es lo que deben de hacer las policías municipales: defender a los ciudadanos. Si ejecutan a una persona haya estado o no involucrado en la delincuencia organizada tiene que actuar la policía y detener a los agresores. La policía tiene que actuar como sucedió en Celaya”, llamó.

En la ciudad de Celaya, dijo, se estará apoyando con más fuerzas del estado y Guardia Nacional, así como refrendó su respaldo total y felicitaciones a la corporación por entrar al combate del crimen organizado.

ac