“Solo respiran aire contaminado”, denuncia ambientalista en Salamanca

Foto: Cuca Domínguez

Cuca Domínguez

Salamanca.- El ambientalista Carlos Álvarez Flores lamentó que, como cada invierno, los salmantinos respiran un aire contaminado, mientras las autoridades de los tres niveles de gobierno poco o nada hacen al respecto.

“Estamos igual que hace más de 23 años, no han cambiado las condiciones. De hecho, han cambiado por el incremento del parque vehicular, sobre todo por los camiones que queman diésel han aumentado y están afectando la salud de los salmantinos”, precisó.

Del parque vehicular con 1.7 millones de automóviles que hay en el estado, en la zona de Salamanca hay poco más de 50 mil que particularmente son ‘carcachas’, según destacó Álvarez, señalando que si los vehículos solo quemaran gas sería un gran avance en términos ambientales, pues reduciría la generación de material particulado.

Foto: Yadira Cárdenas

Lee también: Se dispara contaminación en Salamanca con periodo invernal; apuran acciones

Otro problema se sigue dando son las quemas de biomasa, pues los ejidatarios no conocen que son quemas tóxicas que también generan partículas contaminantes, las cuales son tema crítico en León, Silao, Salamanca, Irapuato y Celaya.

Álvarez Flores destacó que también las ladrilleras siguen con las mismas prácticas y la PAOT simplemente no ha atendido este problema.

Ver nota: En menos de 48 horas vuelve a salir humo negro de RIAMA en Salamanca

“Se tiene que hacer un esfuerzo adicional, incluso el gobernador en su momento dijo que se destinarían 200 millones de pesos para las ladrilleras, pero no sabemos si se usaron o no, porque no se ha visto mejora en la calidad del aire. Mientras no resolvamos la calidad este tema de los ladrilleros, mientras los carros de diésel o carcachas dejen de funcionar y los ejidatarios sigan quemando la pata de esquilmo, el material participado no desaparecerá e incluso se incrementa y no se dispersa porque la temperatura no lo permite, ya no se sube y por ello todas las enfermedades en invierno se agravan y ahora con la pandemia y las gripas, la influenza y no dejar de lado el COVID19, afectan la salud pública. Se requiere un esfuerzo mayor de concertación, no se trata de que los agarren y metan a la cárcel a los ladrilleros, pero algo se tiene que hacer porque a cerca de 25 años no se ha hecho nada”, concluyó.