SDAyR propone crear una póliza de desastre para catástrofes en Guanajuato

Fotos: Eduardo Ortega

Nayeli García

Irapuato.- El secretario de Desarrollo Agroalimentario, Paulo Bañuelos, compartió que el presupuesto del campo ha tenido afectaciones por encima de los 500 millones de pesos este año, por lo que contar con una póliza de desastre catastróficos y la declaratoria de desastre en Abasolo son importantes para el estado.

“Gobierno del Estado va a apoyar a todas las unidades de producción de aquí de Guanajuato, no tenemos apoyo del Gobierno Federal que antes pagaba el 60% del pago de las pólizas”, por lo que llamó a apoyar al sector agroalimentario y tampoco querer vender las pólizas de seguro excesivamente caras solo porque las compra el gobierno.

Refirió que la póliza de la cosecha Primavera-verano costó alrededor de 60 millones de pesos y fueron asegurados productores de los 46 municipios. Sin embargo, para el ciclo otoño-inverno sólo se van a asegurar aquellas producciones de riego, que sería la cebada y el trigo, que comprende a más de 70 mil productores del sur del estado.

Paulo Bañuelos destacó la importancia de tener una póliza, pues en Celaya, Abasolo y León donde se tuvieron afectaciones se pudo atender con la póliza de seguro catastrófico, por lo que este apoyo debe de continuar en la medida que sea posible.

“El campo de Guanajuato está de pie, porque tenemos a hombres y mujeres que están trabajando para producir los alimentos para todos los guanajuatenses y todo México, se tienen 68 o 70 países a los que se está exportando. Sí quiero decir que está de pie porque tiene un gobernador que está echado para adelante en el tema del campo y no es grilla”, destacó.

Dijo que, para la zona de desastre en Abasolo, se está recabando la información necesaria para la cuantificación de los daños, en donde se afectaron drenes, caminos rurales y todo eso va a contar para echar para delante la declaratoria de zona de desastre.

Y es que puntualizó que el estado ha perdido cerca de 500 millones en apoyos, si no es que más, ya que con la aportación de los tres niveles de gobierno y los productores se alcanzaban bolsas concurrentes de hasta 900 millones de pesos, pero los programas fueron desaparecidos y ahora sólo aporta el Estado y el Municipio, junto con los productores.

Alertan por baja de recursos

El secretario de Desarrollo Agroalimentario y RuralPaulo Bañuelos, ve complicado contar con un presupuesto para el campo de mil millones de pesos como otros años, pues incluso se estima el despido de entre 29 a 35 empleados y una meta de ahorro anual de entre 9 a 10 millones de pesos.

Recordó que en los últimos años el Gobierno Federal ha dejado de destinar 25 mil millones de pesos al estado, y el gobernador Diego Sinhué Rodríguez Vallejo ha pedido no reducir el presupuesto del campo en menos de mil millones de pesos, pero esa cifra se logró el año pasado gracias al préstamo autorizado por el Congreso del Estado de 5 mil 200 millones, pero para el siguiente año, no habrá un nuevo préstamo.

Por otro lado, urgió al Congreso del Estado endurecer las leyes para aquellos que cometen delitos en el campo, pues estos agravan el desarrollo del sector, que es el único que ha tenido un crecimiento en los últimos años, pese a la pandemia.

El secretario señaló que existen problema de robos y violencia en Pénjamo, Huanímaro, Salvatierra, San Felipe, Ocampo, San Diego de la Unión, entre otros municipios en donde se tienen denuncias sobre afectaciones al campo.