Jessica de la Cruz

León.- El director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal), Enrique de Haro Maldonado, dio a conocer que ya hubo un acercamiento por parte de las tres familias que perdieron a sus familiares en un accidente en las instalaciones de la planta tratadora, pues ya iniciaron los trámites para el cobro del seguro de vida.

“Ya hubo un acercamiento de parte de ellos. Recordando un poquito el tema ni siquiera querían cobrar la parte del seguro, que es dinero que ya tiene ese derecho y con el asesoramiento que ellos tenían, no querían cobrarlo”, dijo.

En la sesión de consejo del Sapal, se dio a conocer que ya que está en proceso el caso para que las cinco familias inicien los trámites para cobrar el seguro de sus familiares. Se dio a conocer que a tres de ellas ya les entregaron el total del seguro de vida. Otras dos están en proceso y ya firmaron los trámites que correspondían para hacer el cobro. Sin embargo, estas tres familias, que no habían aceptado las indemnizaciones del Sapal, no han hecho el cobro de los cheques de finiquito, por lo menos no hay notificaciones respecto a que ya fueron cobrados.

“Con lo que respecta al tema del IMSS también ya iniciaron muchos de ellos, van muy avanzados los trámites para obtener la pensión conforme a ley el IMSS. Respecto al finiquito que le corresponde conforme a la Ley General del Trabajo, hay que considerar que dos de ellos suscribieron ya el convenio de determinación, y los tres restantes los cheques de pago fueron depositados en el tribunal desde hace seis meses y no tenemos un acuerdo, noticia, notificación, por parte de la autoridad laboral de que hayan sido ejecutados o cobrados”, añadió Haro Maldonado.

Por otra parte, el presidente del Consejo del Sapal, Jorge Ramírez, externó que el organismo gubernamental ha ofrecido prestaciones muy por encima de lo que representa la ley, y también se les ha dado seguimiento a los trabajadores.

“La verdad sabemos que no hay ningún dinero que pueda compensar la vida de una persona, pero pues tenemos limitaciones legales que tenemos que asumir nosotros por ser Sapal un organismo público”, agregó.

Argumentó que las prestaciones que se derivan del contrato que fue negociado con el sindicato, y con los colaboradores del Sapal, está por encima de lo que se da en cualquier empresa.

El accidente

Fue el 13 de noviembre del 2020 cuando en la planta tratadora de agua de Sapal, ubicada en la colonia Arroyo Hondo, cinco personas que laboran en esta planta murieron de asfixia luego de que inhalaron ácido sulfúrico cuando se encontraban en la planta. Las víctimas fueron identificadas como Omar Ignacio, Juan Antonio, Alberto de Jesús, Víctor Ricardo y José Salvador.

Algunos de sus compañeros aseguraron que los afectados no llevaban el equipo de protección necesario y que fue lo que provocó sus muertes.

A través de un comunicado de prensa Sapal detalló, que se generó una alta concentración de ácido sulfhídrico en un área abierta, es decir, al aire libre dentro de las instalaciones, lo que provocó que perdieran la vida. SAPAL tenía un mes y medio operando en la planta de tratamiento de aguas residuales que, por 20 años, trabajó la empresa Ecosys III.

Días después, el subsecretario del Trabajo y Previsión Social, Marco Antonio Rodríguez Vázquez, aseguró que las condiciones laborales se estaban cumpliendo. Sin embargo, algunos de los deudos pidieron a las autoridades una versión clara sobre los hechos, aunque esta nunca llegó.

Ante esta situación, familiares de trabajadores fallecidos acusaron deficiencias en la investigación pericial del incidente, y exigieron el cese del director de la paramunicipal, Enrique de Haro; y de su presidente, Jorge Ramírez.

“Ellos se están burlando del dolor que sentimos, no saben lo que uno siente, y me da coraje que se burlen de nosotros. A mí no me importa a dónde vayamos a llegar, pero yo quiero justicia porque me quitaron a mi esposo”, denunciaron.

A finales de marzo, en el marco del Día Mundial del Agua, Raúl Méndez Barajas, integrante del Movimiento Ecologista Mexicano, y Juan Manuel Rosas Balderas, integrante de Fuerte de Acción Ciudadana y del partido Morena, se manifestaron al exterior de la planta tratadora de SAPAL  para expresar que la planta de tratamiento ha tenido un trabajo ineficiente, denunciando la muerte de los trabajadores por intoxicación.