Lourdes Vázquez

Guanajuato.- El exprocurador de Justicia del Estado, Juan Miguel Alcántara Soria, consideró que el tema de extorsión podría estar detrás del ataque con explosivos cometido en restaurante del municipio de Salamanca, Barra 1604.

Alcántara Soria dijo que es necesario que las autoridades de seguridad y procuración de justicia, diseñen mejores mecanismos que permitan a comerciantes, empresarios y a los ciudadanos que son víctimas de extorsiones tener una capacidad de denuncia y de respuesta más inmediata de parte de las fuerzas policiales municipales y estatales.

Lee también: Violencia y terror en Salamanca moviliza a IP; exigen respuesta oficial

“Hay que tener en cuenta que la extorsión, que probablemente esté atrás de este evento, que no es solo un acto de terrorismo es también homicidios dolosos, son lesiones, son daños y seguramente extorsión, y esto son de competencia local”.

Señaló que el ataque representa una escalada de violencia de parte del crimen organizado, por lo que ya no es posible que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, continúe con su política de abrazos y no balazos.

Lee más: Diego Sinhue se retracta y descarta acto terrorista en Salamanca: “fue ataque dirigido”

“Este es un acto terrorista que significa un escalamiento de las violencias de parte del crimen organizado, que debe llamar la atención, en primer lugar, al presidente de la República, que ya no es posible seguir con los abrazos a la delincuencia organizada, porque este escalamiento puede ser aún más grave en el territorio nacional”, señaló el también ex titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

No obstante, manifestó que por el nivel de afectación y de terror que el hecho ha causado, además de que la Fiscalía General de la República atraiga el caso, se requiere que desde el Gobierno Federal se establezcan medidas de prevención y contención.

“Y por eso empecé diciendo que el primer llamado de atención debe ser al ámbito federal, al gobierno de la República para que deje atrás la política de abrazos a la delincuencia organizada”, concluyó.

MD