Yadira Cárdenas

Salamanca.-Pese a que tenía una vida útil de 6 años, la última celda del relleno sanitario, se encuentra rebasado por el mal manejo, que además propició el escurrimiento de lixiviados a terrenos de comunidades cercanas, así lo informó Alejandro Meneses Molina, director de Servicios Públicos Municipales.

El titular de la dependencia, comentó que se realizan trabajos para alargar la vida útil mientras se realizan gestiones para abrir una cuarta celda, dijo con un manejo adecuado no se tendrían problemas en los próximos años.

“Estamos trabajando ya en el lugar desde el primer día y en acercamiento con los habitantes cercanos, les hemos hecho saber los trabajos que serán de beneficio, y a tratar de solventar los problemas que se tienen “.

Lea también: Niegan incumplimiento de normas sanitarias en el relleno sanitario de Salamanca

Foto: Yadira Cárdenas

Además Meneses Molina comentó que se reunió con los habitantes de las comunidades cercanas al tiradero municipal, quienes expresaron que desde hace años han denunciado el problema que ocasionan los olores y el escurrimiento de lixiviados.

Por lo que ha comenzado con la rehabilitación de la zona, para aminorar las molestias, cumplir con las normas y alargar su vida útil.

“El relleno difícilmente como está nos dará para tres años, la última celda estaba diseñada para seis años y apenas en los tres que tiene ya está rebasada por el mal manejo que se tuvo de los residuos, estamos metiéndole maquinaria asesorados por a SMAOT, la prioridad es que se tenga un buen manejo y dure más tiempo”.

El titular de Servicios Municipales, dijo que ya se subsanan las observaciones que realizó la PAOT antes de finalizar la pasada administración municipal, como el reforzamiento de la malla ciclónica que bordea el relleno y que fue derribada en una parte al caer una montaña de residuos hacia un camino aledaño, además de buscar salida y control a los lixiviados, para evitar que lleguen a las tierras de cultivo y viviendas cercanas.

Podría interesarle: Exigen solución al Relleno Sanitario de Salamanca en visita física de la PAOT