Roberto Lira

Celaya.- Como medida preventiva y para evitar aglomeración de las personas que intenten visitar la imagen de San Juanito, autoridades obligaron al cierre de la capilla donde sería expuesta a la población. 

Debido a la pandemia de Covid-19 este año fue suspendida la festividad de carnaval en la comunidad de San Juan de la Vega, esta celebración tiene la característica de venerar la figura de San Juanito que por más de 400 años ha permanecido en resguardo de los habitantes de esta población. A la par del motivo religioso se realiza la detonación de petardos que preparan los pobladores. 

Te podría interesar: Piden colocar los altares a San Juan Bautista en casa

Este día, desde muy temprano unidades de Protección Civil, Fiscalización y Policía Municipal se presentaron en la comunidad para implementar un operativo para mitigar las celebraciones, llegando en un primer momento acudieron a la vivienda donde se resguarda a San Juanito para pedir que se cerrarán las puertas de la casa donde estaba expuesto y con esto evitar que acuda gente y este lugar se convierta en foco de contagio, a lo cual los encargados accedieron. 

Foto: Martín Rodríguez

“La pandemia más que nada fue lo que nos frenó, que quede claro, el hecho de que las autoridades ejerzan su trabajo no quiere decir que son malos o son buenos, pero lo que frenó nuestro carnaval fue la pandemia el respeto a tanto muerto que ha habido, el respeto a cada uno de los familiares que han perdido”, comentó la señora Luz María quien estuvo a cargo de la mayordomía de la Purísima Concepción en resguardo de la imagen. 

Luz María recordó como el año pasado en este festejo hubo cientos de personas que visitaron su vivienda para ver a San Juanito, de tal manera que la calle se llenó de gente a lo largo de tres cuadras. 

Foto: Martín Rodríguez

En el lugar, el director de Protección Civil, Luis Ramón Ortiz Oropeza, informó que el operativo lo están trabajando con 12 elementos de la dependencia quienes están recorriendo las calles de la comunidad para disuadir la aglomeración de personas y la detonación de petardos. 

Asimismo la directora de Fiscalización informó que desde el domingo 14 de febrero que inició la ley seca en esta y 14 comunidades más de la zona, están revisando que depósitos y negocios atiendan esta disposición, hasta el momento, solo se ha detectado una tienda de abarrotes en San Juan de la Vega por lo que se le decomisó la mercancía y se aplicó una multa.

Foto: Martín Rodríguez

Asimismo, dentro de las calles de la comunidad se tiene una importante presencia de unidades de la Policía Municipal, sin embargo, la zona donde se realiza la detención de los petardos no hay presencia de elementos de seguridad, ni de personas que estén preparadas para llevar a cabo esta actividad. 

La comunidad se mantiene tranquila y respetando la prohibición de estos festejos.

Lee también:

SZ