Fernando Velázquez

León.- Este año, con corte a noviembre, las quejas en la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (Prodheg) contra policías municipales crecieron 21 por ciento en comparación con el año pasado, destacando el caso de León en donde casi se han duplicado.

En el referido periodo del año pasado sumaron 159, mientras que este año la cifra asciende a 193, la cual incluso es mayor a la que registró en todo el 2020, que fueron 182.

En ambos periodos, la Secretaría de Seguridad Pública de León fue la que más quejas generó: 57 en todo el 2020, y de enero a noviembre de este año registra 105, es decir, 84 por ciento más.

Lee también: Por “tomar fotos”, policías de León detienen a reportero de forma arbitraria

En segundo lugar está Guanajuato capital, que acumula 15 quejas contra elementos municipales, seguido por Celaya, con 13; San Miguel de Allende, con 12, e Irapuato, con 11.

El titular de la Prodheg, Vicente Esqueda Méndez, apuntó que este incremento puede ser atribuido a una mayor cultura de la denuncia por parte de la ciudadanía, pero también significa que las corporaciones policiales deben ser más sensibles en el respeto a los derechos humanos.

Por ello, indicó que la Prodheg trabaja en la capacitación constante de las policías para reducir las violaciones de derechos humanos.

Te puede interesar: Policías de Guanajuato capital golpean brutalmente a detenidos en patrulla (video)

“Esta tarea de educación, de prevenir, no es fácil, no es una tarea que dé resultados inmediatos, es de mediano-largo plazo, pero tenemos que empezar para poder disminuir ese número de quejas porque sí es preocupante y yo creo que todas las autoridades municipales, los nuevos alcaldes, deben estar conscientes de ello y sensibilizar a sus propios directores de policía”, dijo.

Esqueda Méndez añadió que es fundamental que los presidentes municipales e integrantes de los ayuntamientos estén convencidos de que el respeto a los derechos humanos son clave en la búsqueda de una mejor sociedad, pues de lo contrario, no permeará esa sensibilización en los mandos policiales y demás integrantes de las corporaciones de seguridad pública.

LC