Jazmín Castro 

León.-La Feria Estatal de León registró en su primer fin de semana gran afluencia de visitantes, aunque sin sana distancia y con alguno que otro distraído que olvidó usar  cubrebocas.

Y es que es prácticamente imposible que el 100% de los que acuden respeten las medidas sanitarias, las recomendaciones de la autoridad, una de estas fue que no acudieran adultos mayores y personas vulnerables.

Sin embargo, sábado y domingo se observaron personas de la tercera edad, niños y hasta embarazadas, mientras que por la alta voz de la Feria se invitaba a todo aquel consumidor de alimentos a disfrutarlos sin caminar por el recinto, e instalarse en un punto a disfrutarlos, pero esto no ocurrió.

Ver nota: Duplica Guanajuato el pico más alto de casos activos de Covid en lo que va de la pandemia

Otro de los panoramas que se observaron fueron las filas para entrar a espectáculos como el circo y es que como cada año se hicieron largas filas y sin sana distancia, aquí fue donde hubo más aglomeraciones.

“Estamos esperando para entrar, pero la gente no se recorre parece les da miedo que se metan a la fila y aquí estamos y nadie les pide que tomen la sana distancia (…) es que nos formamos porque los niños quieren entrar”, explicó Maricarmen, vecinos de la colonia Jacinto López.

Sus acompañantes aseguraron que no tienen miedo al Covid, porque escucharon que ya no estaba tan fuerte, “por eso también los regresaron a la escuela, porque ya dicen que no está fuerte”, explicó su hermana Diana.

Así, con la tranquilidad que les brindan las vacunas antiCovid y que son espacios abiertos, los leoneses y foráneos abarrotaron la zona de alimentos y juegos; además la zona de los bares fue ocupada por los jóvenes que disfrutaron hasta de música en vivo.

Las familias caminaron por el recinto con botana y refresco en mano, sin tener cuidado al comerlos.

Lea también: Sí hay Feria de León: tendrá brigada anticovid y empleados 100% vacunados