Cuca Domínguez

Salamanca .- Una pareja de migrantes penjamenses radicados en Stockton, California, piden ayuda al presidente y al gobernador que intervengan con las autoridades estadounidenses para que puedan seguir recibiendo tratamiento médico y las 6 cirugías que requieren para recuperar algo más de la movilidad que perdieron luego de que fueron atacados por un vecino, por el solo hecho de ser mexicanos. 

Jorge y Patsy García eran una feliz pareja que junto con su hija de 5 años  vivían en Annabelle Court en Stockton, cuando la noche del 15 de agosto del año pasado, un vecino identificado como Larry Galiciano les roció gasolina y les prendió fuego a ellos y a su casa, sin importar que adentro estuviera la pequeña. 

A raíz de ese atentado, Jorge con más de 20 años viviendo en esa localidad, sufrió quemaduras de 2do y 3er grado en el 80% de su cuerpo, mientras su esposa Patsy resultó con el 85% de quemaduras. Después de su estancia en el hospital de especializado quedaron con graves secuelas que les impide recobrar su vida anterior. 

Una hermana de Jorge se los llevó a su casa luego de que la vivienda que habitaban quedó severamente afectada y desde ahí narraron a correo las condiciones tan difíciles que han tenido que pasar prácticamente solos porque no ha habido autoridad mexicana que se les haya acercado para ayudarles. 

Jorge García dijo que “ésta ha sido una experiencia horrible, han sido meses bastantes dolorosos, porque tenemos que tomar medicina todos los días para sobrellevar el dolor; es algo muy horrible”, insistió al mismo tiempo que pidió apoyo a las autoridades mexicanas para que reaccionen en este caso, “queremos pronta reacción, justicia, ayuda para que se nos sigan brindado ayuda médica, necesitamos las cirugías que son costosas y de esa manera recuperarnos lo suficiente para poder trabajar y sacar adelante a mi familia”, dijo. 

Laura García, hermana de Jorge dijo que lo que necesitan su hermano y su cuñada es atención médica, “ayer nos dijeron que ellos que no tendrán atención médica especializada que requieren, solamente lo básico; pero para empezar ellos necesitan ropa especial, rehabilitación para poder volver a caminar; además de 5 cirugías y que son muy costosas y urge que las realicen, es un proceso de atención medica que no debe truncarse”. 

Además no hay un programa de reintegración porque Patsy perdió su empleo desde el inicio de la pandemia y Jorge luego de ataque, ahora no saben cómo van a salir adelante; no pueden estar en el sol porque su piel está dañada. 

“El primer mes estuvimos solos, toqué muchas puertas, muchos tardaron en responder, minimizaron la situación y a la fecha de parte del gobierno del estado, sólo nos llamaron una vez y jamás nos volvieron a buscar, se necesita gente capacitada para que actúen rápido en este tipo de situación”

Laura García, hermana de Jorge

Dijo que ha habido otros movimientos ocasionados por ataques a las personas por su color de piel, se paraliza el país, pero en este caso de los mexicanos, las cosas no las ven graves como en este caso; a la fecha este ataque lo han minimizado. 

“Buscamos que el presidente de México y el gobernador de Guanajuato, intervengan a través del canciller mexicano y del embajador de México en Estados Unidos para que no se corte el tratamiento médico que deben estar recibiendo mis familiares; porque hasta ahora solo recibí una llamada para darme asesoría por teléfono, pero eso no es suficiente”. 

“Tras el incendio perdieron su casa, todas las pertenencias, incluso la camioneta que se había salvado del incendio, fue robada, se han quedado sin nada, incluso sin la posibilidad de volver a trabajar para volver a sacar a su niña adelante”, dijo Laura García. 

Del responsable, dijo fue detenido, pero no se le está procesando por crimen de odio; a su pareja, la que inició el problema y fue su cómplice, no le levantaron cargos, aunque Patsy la señaló al igual que testigos y vecinos que se percataron del hecho. 

También lee:

lc