Luz Zárate

Celaya.- La última limpieza -pero solo en un tramo- que se hizo al Río Laja fue en el 2019, durante 2020 y este año no se limpió el cauce, ni se hizo reforzamiento del bordo, aunque durante meses el río lució seco

A dos años de que se hizo la última limpieza, en medio del caudal se aprecian árboles, troncos, piedras y en algunas zonas montones de basura.

Cabe recordar que las acciones de limpieza en el 2019 se hicieron por un convenio entre el gobierno municipal y la Secretaría de Desarrollo Agroalimentario y Rural (SDAyR) cuya inversión fue de 10 millones de pesos, tanto para la limpieza como en el reforzamiento del bordo (7.2 millones de pesos de la dependencia estatal y 2.8 de los recursos municipales).

La intención era evitar una inundación como la sucedida en el 2018 o el 2003.

En aquella ocasión se retiraron sedimentos, maleza y basura, además de que se amplió la corona perimetral y se hicieron acciones de reforzado en los bordos del río, pero sólo se hizo en una zona del sur de la ciudad, hacia el norte no hubo labores de limpieza.

Para evitar problemas como los sucedidos durante las inundaciones, se necesita por un lado hacer un reforzamiento del bordo, además de limpiar adecuadamente el cauce del Río Laja, sin embargo estos trabajos no le corresponden directamente al municipio, sino a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) por ser de carácter federal.

Cabe recordar que cada año en temporada de lluvias, es costumbre que haya afectaciones en la zona sur del municipio, sobre todo en la comunidad La Luz, La Cruz, El Cuije y en menor medida Moralitos. Hacia el norte las más afectadas son las viviendas cercanas al caudal en San Juan de la Vega, La Aurora, San Miguel Octopan, San José de la Presa y Galvanes.

Tanto en la zona sur como en el norte, en el paso del Río Laja por las comunidades rurales, en todo el trayecto hay árboles en medio del cauce, enormes piedras, y varios obstáculos, además de mucha basura.

Baja nivel de río Apaseo

Gracias a que no llovió este lunes el nivel del Río Apaseo bajó alrededor de 30 centímetros, según se puede apreciar en el puente de la entrada a la ciudad de Apaseo el Grande.

El subdirector de Protección Civil, Jesús Mireles Durán, señaló que, en el tramo más cercano a Querétaro desde Las Adjuntas a Los Juliánes, el río bajó un 10% debido a que no llovió en Querétaro en las últimas horas. Sin embargo, el río vuelve a alimentarse desde Tenango el Nuevo y hasta desembocar en el Río Laja manteniéndose a un 95% de su capacidad.

Lee más AQUÍ.

LC