Scarleth Pérez

Irapuato.- En la escuela Emiliano Zapata, en la comunidad de Santa Bárbara hay brote de covid-19, pero a la supervisora Rafaela no le importa y ha obligado a que se continúe con clases presenciales; 3 de 6 maestros dieron positivo y hoy le entregan resultados a la cuarta maestra, que en días pasados ya presentó síntomas.

Padres de familia y profesores ya manifestaron su inconformidad a Rafaela Pineda Estrada, supervisora de la Zona 135, sector 24. Sin embargo, la funcionaria ignoró el contagio masivo al interior de la escuela y se abstuvo de autorizar el aislamiento inmediato para todo el plantel. Además, habilitar la modalidad en línea ante la emergencia, no fue opción.

Puedes leer: Irapuato: supervisora obliga vuelta a clases en primaria, pese a decisión de comité

“Lamentablemente es una comunidad y los padres de familia no tenemos para pagar pruebas. No dudamos que sea Omicrón, los maestros ya dieron positivo, y los niños que ya presentaron síntomas, son iguales a como dicen se manifiesta el Omicrón”, dijo un padre de familia a Correo.

En la última semana, tres profesores se ausentaron por covid-19 positivo, sin embargo, aún con malestares se presentaron ante sus grupos. Este lunes, apenas el 40% de una planilla de 509 alumnos, llegaron a sus salones, el resto permanece en casa, con síntomas de covid.

Foto: Cristina Muñoz

“Hay grupos con solo 9 niños, de 40 aproximadamente”, dijo una persona responsable de la Educación en la Emiliano Zapata.

El primer circulo de atención en la escuela, como son los profesores y directivos están preocupados. El brote de covid-19 se les está saliendo de las manos y el temor es que la supervisora “al parecer”, espera una víctima mortal para tomar cartas en el asunto, según coinciden padres de familia y maestros.

Te puede interesar: La pandemia en Guanajuato: regreso a clases pega a maestros, alumnos y personal médico

En platicas de maestros, descubrieron que en la escuela Nigromante, también a cargo de la supervisora Rafaela, la situación es parecida. el brote de covid al interior de los salones no se puede ocultar, los maestros ausentes y decenas de menores reportandose con síntomas, es el pan de cada día, pero Rafaela se resiste a cerrar las puertas.

“Está rompiendo los estatutos que marca la SEP, en el que indica que, con al menos dos casos positivos, la escuela se debe ir a aislamiento por 15 días”, apuntó un profesor de la Emiliano Zapata.

En Santa Bárbara, el Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) registró una población de 866 habitantes. El 58.7 % se concentra en los 509 estudiantes que tiene la escuela Emiliano Zapata, aunque muchos son de comunidades vecinas.

LC