Jessica de la Cruz

León.- Luis Ángel Briseño, hermano de Víctor Ricardo Briseño Rangel, una de las personas que murió en la planta de tratamiento del Sapal, desmintió lo que dio a conocer el director del Sapal Enrique de Haro Maldonado, ya que desde el pasado 30 de abril no han tenido una reunión o acercamiento con la paramunicipal.

Agregó que tampoco se ha llegado a un acuerdo con respecto a los pagos, lo único que han hecho de momento, es cobrar la póliza del seguro de vida, que es un proceso muy  independiente de la oferta que les hizo el Sapal.

El pasado miércoles 28 de julio en la sesión de consejo del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal), se dio a conocer por parte del director Enrique de Haro, que ya había existido un acercamiento por parte de las tres familias restantes que no habían aceptado la indemnización que ofrece Sapal.

Por si no lo viste: SAPAL inicia pagos a familiares de empleados fallecidos por intoxicación en accidente de planta

Respecto a ello, Luis Ángel comentó que el diálogo no ha existido desde hace ya casi tres meses.

“Hay bastantes irregularidades en los procesos, hace aproximadamente un mes pudimos identificar el número de folio de la inspección de la Secretaría del Trabajo hacia la plata de tratamiento, ya tenemos el folio, los nombres y los inspectores que la realizaron (la acta de trabajo) y lamentablemente esa información la tienen tan cuidada que ni siquiera el Ministerio Público (MP) tiene uso de ella”, dijo.

En el caso de las denuncias que presentaron en la Procuraduría de los Derechos Humanos en el Estado de Guanajuato (PDHG), ya ha pasado más de un mes y siguen con autorizaciones para que les puedan dar una copia de la inspección, agregó que este tomo que esperan que les entreguen, hay 145 incumplimientos por parte de la planta.

Entre ellos, temas de capacitación con el manejo de químicos, tampoco Sapal pudo demostrar que las mascarillas fueran para ese uso y que no estuvieran vencidas, entre otros temas legales.

EZM