El caso de negligencia veterinaria en León se denunció en redes sociales por una joven identificada como Dulce Soto

Carolina Esqueda
León.- El Centro de Control y Bienestar Animal (CCBA) investiga de forma interna la muerte de una gata rescatada de la calle. Presuntamente fue víctima de una negligencia veterinaria en León durante la campaña permanente de esterilización. 

El caso de negligencia veterinaria en León se denunció en redes sociales por una joven identificada como Dulce Soto. Ella afirmó que su madre acudió a las instalaciones del CCBA para esterilizar a la mascota, bautizada como Princess, a quien le aplicaron una anestesia sin haberla pesado previamente. 

No te pierdas: Ale Gutiérrez asegura que habrá más multas ejemplares contra maltrato animal

La denunciante narró que, al momento de abrirla para realizar la cirugía, detectaron que ya estaba esterilizada, por lo que volvieron a cerrar y la entregaron a su dueña sin darle ninguna indicación de cuidados post operatorios. 

Transcurridas dos horas y al ver que la gata no despertaba, la mujer fue de nuevo al CCBA a pedir una revisión, en la que le informaron que ésta ya había fallecido. Sin embargo, no se podía determinar si la muerte se debió a una reacción adversa al anestésico, o a que fue mal colocada en su transportadora y sufrió de asfixia. 

negligencia-veterinaria-en-León
Foto: Carolina Esqueda

CCBA inicia investigación del caso

Ernesto García Caratachea, titular de la Dirección General de Salud Municipal a la que el CCBA está adscrito, afirmó que el caso ya se encuentra en investigación interna. Podría tener una resolución durante la siguiente semana, antes de determinar si se procederá en contra del responsable de realizar la cirugía. 

“Esto es un caso que se analiza al interior del Centro de Control y Bienestar. Se evalúan otro tipo de factores: los propios de la mascota y la técnica. Entiendo que el equipo ya se comunicó para explicar y para analizar”, dijo al respecto.

Te puede interesar: Extorsiones amenazan a León, se disparan en el primer semestre del 20

La investigación, por lo pronto, se centró en la persona que realizó la cirugía, incluyendo una revisión del procedimiento aplicado. Esto junto con la técnica que se utilizó para sedar y abrir a la mascota. Además de estudiar la condición clínica que ésta presentaba. 

García Caratachea afirmó que todo el personal que trabaja en el CCBA está debidamente certificado y capacitado. No obstante, cada procedimiento médico conlleva riesgos dependiendo del estado físico de cada mascota. 

EZM

https://t.me/periodico_correo