Redacción

Guanajuato.- Maniatada, golpeada y con quemaduras en diferentes partes del cuerpo, fue localizada una mujer en la colonia Santa Fe, de Guanajuato capital. Según trascendió, ella habría escapado de una casa a espaldas de la Físcalía General del Estado, donde la tenían secuestrada y donde además se presume el hallazgo de 10 cadáveres.

La supuesta ‘casa de seguridad’ fue ubicada a las 5:00 de la mañana de este jueves entre las calles Balcón de la Bufa y Balcón de la Quinta, en la colonia Santa Fe —aproximadamente a 10 minutos de la Fiscalía General del Estado— luego que en determinado momento la víctima lograra escapar y alertar a los vecinos gritando desde la calle.

De inmediato, estos llamaron a la policía y explicaron lo que sucedía.

Checa el seguimiento de esta historia aquí: Hallan dos cadáveres en ‘casa de seguridad’ a 340 metros de la FGE de Guanajuato

A la llegada de los policías preventivos, casi en la entrada de la colonia Balcones de Santa Fe, encontraron a una mujer con las manos atadas y varios golpes en distintas partes del cuerpo. Asimismo, tenía quemaduras de segundo grado en la mano izquierda y muslo izquierdo, así como una herida en un dedo de la mano izquierda.

De manera extraoficial y de acuerdo a lo dicho por la víctima —identificada como Susana N, de unos 28 años de edad—, un grupo de personas armadas la tenían retenida en esa casa en contra de su voluntad desde hace dos días. Tiempo en el que habría sido torturada y lesionada en múltiples ocasiones.

Asimismo, trascendió —por versión de la afectada— que al interior de la casa habría al menos los cadáveres de 10 personas. Algunos de estos, desmembrados y otros semienterrados, versión que no ha sido oficialmente confirmada.

Esperan la orden

Según vecinos de la zona, la casa habría sido rentada y habitada por tres muchachos. Asimismo, aseguraron que alrededor de las 3:00 horas de este jueves escucharon ruido, gritos y hasta detonaciones de arma de fuego, hasta que luego escucharon los gritos desesperados de una mujer que pedía auxilio.

Finalmente, dijeron haber visto cuando de la finca salieron varios vehículos en los que iba gente armada, pero por temor no salieron a la calle.

Hasta el momento la zona se mantiene acordonada y resguardada por elementos de Policía Preventiva y del Ministerio Público. Sin embargo, se supo que no han ingresado al inmueble porque esperan la orden de un juez para ingresar a la casa y hacer las averiguaciones correspondientes.

ac