Yadira Cárdenas

Salamanca.- El titular del Sistema DIF Municipal, Rodrigo Escobar Rodríguez informó que cerca de 20 familias -en su mayoría foráneas- que laboran en las principales vialidades de la ciudad son monitoreadas por la dependencia, luego del riesgo que representa principalmente para los niños trabajar en las calles, sin embargo muchas de ellas se niegan a recibir apoyos de los programas de la institución.

El funcionario municipal señaló que la atención a estas personas es un trabajo continuo y nada sencillo, debido a que la mayoría de las familias son de otros estados y llegan a trabajar a Salamanca por temporadas, sobre todo por el riesgo que representa que sus hijos se muevan entre los vehículos.

“Desafortunadamente no se consigue mucho, son personas que están acostumbradas a venir en temporadas y solicitar dinero de esta manera, lo que tratamos es de cuidarlos lo más que se pueda y ofrecer los servicios médicos y lo que está en nuestras manos, además de recomendarles que alguien se quede cuidando a los menores”, mencionó.

Informó que son aproximadamente 20 familias las que están en esta situación y que incluso son parientes entre sí, ya que llegan en grupo y se distribuyen los lugares en donde están pidiendo dinero.

“En muchas ocasiones entrevistamos a la mamá y dice pues dejé preguntarle a mi esposo que está en otra esquina, entonces la familia está distribuida y así es difícil apoyarlos además del rechazo, pero hacemos lo posible”, mencionó Escobar Rodríguez.

Te podría interesar:

SZ