Staff Correo

Guanajuato.- El director del Hospital Pediátrico de León Raúl Rojas Hernández fue denunciado por personal a su cargo. ¿La razón? Hostigamiento sexual y laboral. Al igual que la administradora María Esther Barrón Durán.

Lee más: Prodheg confirma acoso laboral y sexual de la dirección del Hospital Pediátrico de León

En el documento publicado por la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato se dieron a conocer los detalles de los hechos, de las palabras que el funcionario utilizaba para dirigirse a las mujeres que trabajaban con él, mismas que fueron sustentadas a través de impresiones de mensajería instantánea.

Listo amor… Oki mamacita“. “Por favor amor que cobren lo menos o que hagan manifiesto”. “Buenos días berrinchuda. Sabes que te quiero y que tienes TODA mi confianza”. Así era como Rojas Hernández solía hablarles a las víctimas.

En reiteradas ocasiones, utilizaba emojis de ‘besos‘ para acompañar los textos que les enviaba a través de WhatsApp, incomodándolas.

El director reconoció usar estas expresiones recurrentemente en su ambiente de trabajo… pero dijo que siempre lo hacía con respeto “para fortalecer el clima laboral“, por lo que se pudo acreditar que era inadecuada la forma en la que se dirigía.

Estaba en el pasillo con el director venía XXXX, y cuando pasó el doctor Rojas dijo “lástima de culito tan sabroso“… entre mayo y agosto del 2020, en donde hay una isla en donde tiene los expedientes, venía de mi lado derecho el doctor Rojas, y del lado izquierdo XXXX, para este momento el de la voz y XXXX nos frecuentábamos; cuando pasó XXXX el doctor Rojas la tomó de los hombros y de manera brusca le dio la vuelta señalando con su sedo índice la espalda de ella y refiriendo ‘Propiedad del doctor Rojas’…“, atestiguó una empleada.

Aportan también testimonios a su favor

Otras empleadas entrevistadas aceptaron que habían oído que el director se refería así a sus compañeras, pero ellas no consideraban que Rojas Hernández lo hiciera para incomodarlas, para denigrarlas y mucho menos para acosarlas.

“Digo que el director es una persona muy afectuosa, se refiere a mí como ‘amor’, ‘hermosa’ y por nuestro nombre, al igual que a otras compañeras, pero de ninguna manera lo interpreto o siento que tenga una connotación de carácter sexual o que me incomode; también es cierto que toca el hombro cuando nos habla… tampoco vi que XXXX se incomodara porque se refería hacia a ella como ‘amor’….” dijo una mujer ante su comparecencia.