Roberto Lira / Lourdes Vázquez

Celaya/ Guanajuato.- A más de un año de la desaparición de desaparición del policía auxiliar Alejandro Peña Vázquez, su familia no ha podido cobrar sueldos caídos, finiquito o un seguro de vida. Aún cuando el presunto responsable fue detenido, no se han concretado los trámites para acceder a estos derechos. 

Durante este tiempo su madre, la señora María del Carmen ha solicitado el apoyo de las autoridades, primero para la manutención de su nieto de dos años, hijo de Alejandro, así como para dar con el paradero de su hijo.

Sigue en espera

A un año y dos meses de su desaparición el estatus del elemento de la Policía Auxiliar se mantiene en espera de la definición de su situación legal y aun cuando se capturó a uno de sus presuntos captores, no se ha podido liberar el pago de finiquito y sueldos caídos, los cuales, se tienen resguardados hasta el mes de diciembre de este año.

El Consejo de Honor y Justicia de la Secretaría de Seguridad Ciudada del municipio de Celaya, decidió ampliar y respetar los derechos laborales del policía auxiliar luego de la aprensión de uno de sus captores, asimismo, en ese momento, el oficial mayor, Abraham Rodríguez López, señaló que la familia deberá tramitar una declaratoria de ausencia para proceder al pago de salarios caídos, finiquito y demás derechos laborales.

Asimismo, en el caso del seguro de vida que proporciona la Administración municipal a sus trabajadores, no podrá ser cobrado a menos que se cuente con el acta de defunción.

Sin acceso a nada

Al no contar con una Declaración Especial de Ausencia, los familiares de personas desaparecidas se encuentran en un ‘limbo jurídico’ que no les permite acceder a cuentas bancarias, administrar negocios, acudir a los servicios de salud del IMSS o ISSSTE o incluso no poder dar seguimiento a asuntos de custodia o patria potestad, explicó la presidenta de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso local, Libia García Muñoz Ledo. 

La legisladora de Acción Nacional, explicó que esta declaración de especial de ausencia, lo que genera es un reconocimiento de la calidad de desaparecidos de la personas y esto les sirve a los familiares para ejercer o suspender los derechos de la persona desaparecida.

“Por ejemplo, puede ser que una persona desaparezca y ocurre que tiene créditos que pagar y a la familia le siguen cobrando esos créditos a personas de que la persona no está, ellos se ven en una afectación económica, o hay casos en los que había procedimientos de patria potestad o tutela y muchas veces, la persona desaparecida la pierde, porque como no está, no puede ejercer sus derechos, o hay familiares que buscan tener seguridad social, incorporarse al ISSSTE, mujeres que estaban embarazadas y que no pueden incorporar algún derecho de seguridad social a sus hijos, porque quien tiene que hacer el trámite no se encuentra”, explicó. 

Dijo que todas estas problemáticas son a las que se enfrentan las familias por lo que es urgente que cuenten con este documento que acredite la calidad de personas desaparecidas.

“No pueden por ejemplo acceder a sus propiedades, a administrar un negocio o sus bienes y justamente lo que se busca con este procedimiento que es especial y que se tramita ante el Poder Judicial ante un Juzgado Civil, es que se reconozca la calidad de desaparecidos y que los familiares se sientan protegidos y puedan ejercer estos derechos”, externó. 

Señaló que en la iniciativa de Ley de Declaración Especial de Ausencia -que avanza en su proceso legislativo- se establece que dicho procedimiento se inicie a los tres meses de haberse presentado una denuncia ante el Ministerio Público o reporte ante la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas y se prevé que no tarde más de seis meses en que las familias puedan tener en sus manos el documento que acredite la desaparición de su familiar. 

La declaratoria tiene efectos hasta que es encontrada la persona, en virtud de que sigue presumiendo la vida de la persona desaparecida y en dado caso de que esta apareciera, se inicia otro procedimiento para reincorporarla en sus derechos y bienes. 

Libia García señaló que tras haber concluido las mesas de trabajo en las que participaron los colectivos, ya se está en proceso de dictaminación de la Ley de Declaración Especial de Ausencia y se está haciendo todo lo posible porque sea una realidad este mismo año.

Se lo llevaron a la fuerza

El pasado 22 de septiembre del 2019, Alejandro Peña se encontraba de guardia en el relleno sanitario Tinajitas y fue privado de la libertad por desconocidos quienes se lo llevaron a la fuerza en un automóvil, desde entonces se desconoce su paradero.  

También lee:

LC