Sin lugar a dudas el e-commerce ha tenido un fuerte crecimiento en los últimos años, impulsado sobre todo por los efectos de la pandemia y las medidas sanitarias tomadas al respecto. Así, muchos sectores de la población que no estaban acostumbrados a comprar en línea ahora lo hacen con mucha más frecuencia. ¿Es posible ahorrar algo de dinero cuando realizamos estas operaciones? A continuación te brindaremos algunos consejos.

Ahora que la pandemia de Covid-19 posee una tendencia a la baja y que lo peor de la enfermedad parece haber quedado atrás tanto para México como para el resto del mundo, es momento de comenzar a sacar las primeras conclusiones. La más evidente, claro, es el proceso de digitalización avanzada que ha sufrido la vida de muchas personas, llegando a sectores de la población que antes no poseían un vínculo fluido con la tecnología.

En ese sentido, uno de los efectos colaterales positivos que destacan muchos expertos en Fintech es el crecimiento del e-commerce. Lo que en muchos análisis previos a la pandemia se pensaba en una proyección de 5 a 10 años, ha sucedido en menos de 2 años debido al momento excepcional que hemos vivido.

De hecho, muchas industrias han cambiado sus modelos de operaciones, mutando hacia un sistema mixto y actualizándose de una vez por todas a las tendencias en negocios y experiencias al consumidor acordes al siglo XXI. Ahora bien, este boom de compras en línea también puede ser acompañado por una serie de herramientas que permitan ahorrar un poco de dinero. ¿Cuáles son?

1 – Cupones de descuento y códigos promocionales

Por supuesto, no podemos evitar mencionar a los famosos cupones de descuento y códigos promocionales. Además de haber páginas especializadas en este tipo de servicios, también podemos encontrar descuentos importantes si navegamos por redes sociales, foros y otros sitios en donde se comparta esta información. ¿Nunca te ha pasado que encuentras el código después de hacer clic en comprar?

Para evitar que eso suceda, tómate el tiempo de investigar mediante tu buscador web de cabecera si no existen cupones o códigos circulando por internet. Te aseguramos que no te llevará demasiado tiempo y, al mismo tiempo, podrás encontrar promociones que realmente valen la pena sin realizar ningún esfuerzo al respecto. No dejes pasar esta oportunidad la próxima vez que realices una compra en línea.

2 – Utilizar una VPN

Este punto es clave sobre todo para la compra de servicios: muchas empresas suelen hacer una discriminación de precios acorde a la zona o país en el que el usuario se encuentre. Al conectarnos a una red VPN, las cuales vienen disponibles para Windows, Apple, Android o VPN mac, podremos cambiar la dirección IP de nuestro servidor por una de la zona que más nos convenga.

Este recurso es muy valioso para desarmar algunas estrategias de empresas que se aprovechan de las distintas ubicaciones para cargar con sobreprecios a sus usuarios o cobrar un excedente sin ningún justificativo.

3 – Utilizar un comparador de precios

Por último, un consejo que es cada vez más popular. Antes de realizar una compra, visita una página que se encargue de comparar precios para garantizarte que estás adquiriendo un producto o servicio al valor más conveniente del mercado. Este recurso también es muy útil en fechas especiales de descuentos, para poder comprobar si es verdad que la empresa nos está ofreciendo una promoción..

Además, estas páginas y aplicaciones incluyen comentarios y reseñas de los compradores, los cuales permiten escuchar las dos versiones y optar por aquellas firmas que mejor hagan su trabajo en el mercado.

Te puede interesar: