Policías Irapuato
Foto: Nayeli García

Nancy Venegas

Irapuato.- Los sueldos, prestaciones e incluso el alojamiento de los primeros 45 policías exfederales integrantes del Comando Especial de Reacción Inmediata de Irapuato, (CERI), están garantizados, así lo confirmó la presidenta Lorena Alfaro García. En los próximos días llegarán otros 129 uniformados para sumarse a las filas de la corporación. 

El martes pasado, la alcaldesa Alfaro García dijo que solicitará un adelanto en las participaciones federales de 20 millones de pesos para poder cerrar sin complicaciones el actual ejercicio fiscal. El jueves pasado se incorporaron al CERI los primeros 45 policías exfederales y su salarios y prestaciones, además del alojamiento estarán garantizados.

Lee también: Municipio de Irapuato pedirá adelanto de 20 mdp

“Estamos generando los espacios para que ellos puedan dormir en instalaciones que estamos habilitando, por cuestiones de seguridad pues no daremos detalles sobre lo mismo y en el caso particular de los recursos pues son temas que competen a la tesorería municipal y oficialía mayor, pero los estamos atendiendo… Los detalles los estaremos informando en su momento, pero ya están integrados”, comentó la alcaldesa.  

El secretario de seguridad, Miguel Ángel Simental, explicó que los efectivos que integran esta célula especial que se suma a las tareas operativas de vigilancia y supervisión, aprobaron los exámenes de control y confianza además de la licencia de armas de fuego, sólo deberán validar el resultado de las pruebas ante el Municipio, trámite que se encuentra en proceso, así como cuestiones administrativas para integrarlos a la nómina municipal.

“La cuestión que tomamos en cuenta que son un grupo táctico especializado, ya con capacidad para operar ante cualquier situación y con preparación la mayoría de ellos son profesionistas”, dijo Simental al hablar del sueldo que percibirán los policías exfederales. 

Próximamente llegarán a la ciudad otros 129 policías exfederales para integrarse a los trabajos de patrullaje y reaccionar ante delitos del fuero común.