Daniel Moreno

Comonfort.- “Ya basta de tanta burla y que nos traten como si no fuéramos personas”, dijo entre sentimientos encontrados de tristeza y coraje María Guadalupe Cayente Moreno la madre de Leonardo Reyes Cayente quién fue asesinado en 2018 por policías estatales en el municipio de San Miguel de Allende.

Este jueves se realizó una audiencia pública en la cual se esperaba reabrir el caso para juzgar a los policías involucrados en este asunto, pues en marzo del 2020 el Ministerio Público resolvió no ejercer acción penal en contra de los uniformados y con ello terminar el asunto.

Al cerrarse así este proceso, la madre del joven Leonardo en calidad de víctima indirecta debió ser notificada personalmente de la resolución, para eso personal del Ministerio Público supuestamente envió citatorios a su casa invitándola a acercarse a las oficinas del MP e informando cómo se resolvió el caso mediante sus abogados según se informó en esta audiencia,

Pero una fecha resulto relevante el 17 de julio del 2020 se le pidió a la señora, mediante citatorio dejado en su domicilio, que se presentara en el misterio Publico para informarle sobre la resolución a su caso, y a partir de allí la señora tuvo 10 días hábiles para presentar alguna inconformidad, pero ese día la mujer no estaba en casa.  

Puedes leer: Tribunal federal ordena reponer audiencia en caso de Leo Reyes

No obstante la resolución final la conoció la señora Guadalupe el 12 de agosto de ese año por lo que sus abogados tomaron esa fecha para contestar sobre su inconformidad y para la jueza Mónica Edith Olmos la respuesta al caso estuvo fuera de tiempo.

Por eso los abogados defensores  promovieron un amparo ante un juez federal explicando que a la señora afectada nunca se le notificó sobre esta decisión y así el juez federal ordenó una nueva audiencia que se llevó a cabo en Comonfort el pasado lunes 10 de enero solo que la jueza argumentó que no se pudo avisar los policías señalados y decidió realizar una nueva audiencia este jueves.

Pero hoy los policías tampoco estuvieron presentes, de los seis involucrados, tres ya no trabajan en las Fuerzas del Estado.

Lee también: Posponen audiencia de caso Leo Reyes; ‘no pudieron avisar’ a policías acusados

Audiencia fue para dar excusas, no justicia

Sin embargo, la audiencia de este día no fue para juzgar a los responsables, para hablar de su participación o saber qué fue lo que paso aquel día, sino para discutir si en el 2020, una vez cerrado el caso, se le avisó a tiempo a la mamá de Leonardo el resultado de su denuncia.

Los abogados insistieron que hubo irregularidades porque el 14 de julio del 2020 a las 10:30am el Ministerio Público acudió al domicilio de la víctima para citarla ese mismo día a las 9:30 de la mañana, es decir la notificación se entregó una hora después del tiempo en que se le pidió ir.

Eso sí, al finalizar la audiencia, la jueza Mónica Edith Olmos reconoció no saber por qué el Ministerio Público resolvió no ejercer acción penal contra los policías, se dirigió a la señora María Guadalupe explicándole que entendía su dolor, pero argumentó que a ella no le tocaba investigar solo juzgar y su veredicto se basó en la documentación que le presentó la Fiscalía, le pidió que si no estaba de acuerdo con su resolución o si creía que los documentos de la Fiscalía estaban alterados que la demandara a ella o al Ministerio Público.

Al salir de la audiencia la mamá de Leonardo dijo sentirse muerta en vida luego de tres años de buscar justicia para su hijo y no tener ninguna respuesta favorable mientras su abogado Juan José Padilla, aseguró que seguirán buscando ante autoridades federales reabrir el caso.

Lee también: Leo cumple 3 años sin justicia; FSPE lo asesinaron, pero no hay detenidos

LC