Daniel Moreno

Comonfort.- Justificando que no se pudo notificar a los policías estatales de su necesaria presencia para acudir a la audiencia en la que se les señala responsables de la muerte del joven Leonardo Reyes Cayente, la jueza de control Mónica Edith Olmos pospuso para el próximo jueves realizar una nueva audiencia donde si estén presentes los señalados.

El caso de Leonardo Reyes Cayentes es el de un joven migrante que en diciembre del 2018 regresó a visitar a su familia al municipio de San Miguel de Allende y al circular en una camioneta por un camino cercano Corralejo de Abajo se topó con elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado quienes lo asesinaron a balazos.

Lee también: Leo cumple 3 años sin justicia; FSPE lo asesinaron, pero no hay detenidos

La versión de los policías fue que el joven Leonardo Reyes les disparó y ellos solamente repelieron la agresión, pero la familia del fallecido siempre ha sostenido qué Reyes Cayente nunca estuvo armado y tampoco se metió en problemas con nadie, además la Procuraduría de los Derechos Humanos, al investigar, dijo que además se violó el protocolo de atención a víctimas pues cuando los policías lo vieron herido no pidieron ayuda médica y lo dejaron morir.

El caso fue cerrado el 25 de marzo del 2020 resolviéndose el no ejercicio de la acción penal en contra de los seis policías estatales acusados del crimen, desde entonces los abogados representantes de Leonardo Reyes buscaron un amparo para reabrir el caso y un juez federal ordenó a la jueza Mónica Edith Olmos reponer la audiencia para retomar el caso, misma que se fijó en los juzgados de oralidad de Comonfort este lunes 10 de enero a las 2 de la tarde, sin embargo, al no estar presentes los acusados porque supuestamente no se les pudo avisar, se pospuso la audiencia para el próximo jueves.

Lee más: Tribunal federal ordena reponer audiencia en caso de Leo Reyes

Juan José Padilla, abogado representante de la familia del demandante, calificó de incongruente que no se les haya podido notificar a los acusados aun siendo el mismo domicilio que ellos colocaron para recibir estas notificaciones y se sabe que al menos uno de ellos ya no trabaja como policía estatal.

Mientras tanto, la madre de Leonardo Reyes la señora Guadalupe Cayente se dijo triste del actuar de las autoridades del poder judicial, pero dijo que se mantendrá hasta el final del proceso con la esperanza de obtener justicia para su hijo.

LC