La invasión del río Lerma es un problema que tiene más de 40 años, en donde depositan desde llantas hasta residuos urbanos

Manuel Arriaga
Pénjamo.- El río Lerma entre los municipios de Pénjamo y La Piedad Michoacán, se ha convertido en un auténtico basurero. En el lugar se depositan desde llantas hasta residuos urbanos. Ahora, el problema más grave parece ser la disposición de escombro, con la intención de rellenar el cauce y aprovecharlo para otras actividades.

El problema se presenta particularmente del lado de Michoacán, donde se ha reducido drásticamente la anchura del Lerma.

Entre Santa Ana Pacueco y La Piedad, Michoacán, se vive un grave problema de invasión del río Lerma por la construcción de viviendas y estacionamientos. Habitantes de Santa Ana denunciaron que fue rellenada una parte del Lerma, frente a la privada Querétaro, para la construcción de un estacionamiento. Aseguran que es utilizado por los empleados de la presidencia municipal de La Piedad Michoacán.

Te puede interesar: Salamanca: Juan limpió el Río Lerma por un año… otra vez lo halló sucio

invasión del río Lerma
Foto: Archivo

Un problema sin solución

La invasión del río Lerma es un problema que tiene más de 40 años. Sin embargo y derivado de las lluvias fuertes registradas en los últimos años, en Santa Ana Pacueco y La Piedad comenzaron a presentarse problemas de inundaciones por desbordamientos del río Lerma.

En el territorio del municipio de Pénjamo, sobre el margen del río en Santa Ana Pacueco, existen más de 130 viviendas que fueron construidas dentro del cauce natural del río.

Éstas registran problemas de inundaciones año con año. También fue rellenado el bordo derecho para la construcción de la denominada calle Magen del Río. Una vialidad de terracería que ahora es importante para los habitantes del lugar.

Por si no lo viste: Conagua pide especificar afectaciones para establecer el mantenimiento del río Lerma

Rellenan río

La calle Margen del Río fue hecha encima de lo que anteriormente era el bordo de contención del río Lerma, parecía ser un problema exclusivo de Pénjamo, pero ayer correo documentó lo contrario.

Del lado de Michoacán también se rellena el lecho del río para la construcción de infraestructura. En el bordo izquierdo del Lerma fueron rellenados aproximadamente 800 metros cuadrados para generar una explanada que es usada como estacionamiento.

Esto le restó al río casi 20 metros de longitud en su capacidad de desfogue de agua. Podrían generarse algunas consecuencias por estos actos en la próxima temporada de lluvias.