Redacción

México.- A consecuencia de los altos índices de inflación que se han registrado en el país, tanto los préstamos personales como las tarjetas de crédito, podrían ver reflejado un ligero aumento en sus tasas de interés.

Así lo dio a conocer Daniel Becker Feldman, presidente de la Asociación de Bancos de México, durante una rueda de prensa, sin embargo, aseguró que este incremento no significará un problema para las personas.

Ver nota: Inflación acelera crecimiento, llega al 6.24% en octubre: INEGI

“Lo que tiene que ver con productos de más corto plazo con tarjetas de crédito, créditos personales u otros tipos de crédito que están sujetos o fincados a tasa variable evidentemente esos sí pueden sufrir un cambio, nada preocupante”, dijo.

Foto: especial

Becker Feldman, explicó que Banxico ha tratado de equilibrar el aumento a la tasa, con tasas graduales, mientras que en caso de los créditos hipotecarios, la mayoría tienen una tasa fija, por lo que no se verán afectados por la inflación.

“Efectivamente hay un encarecimiento del costo de dinero asociado al tema de la formación de precios, estamos nosotros, nos parece que el Banco de México ha actuado bien en dos sentidos: primero, que están adelantándose a la curva de una inflación que puede permanecer más tiempo de la que se estimaba, aunque las expectativas siguen ancladas”.

Foto: especial

Agregó que la demanda de créditos se ha recuperado a pasos lentos pero seguros, por lo que el stock de crédito, estará muy cercano a los niveles que se registraban antes de la pandemia de Covid-19 para el siguiente año.

“Siempre hemos tenido en esta relación, si hay un tema de oferta o un tema de demanda, o hay un tema estructural, lo que sí estamos viendo es que aún las empresas no están solicitando el crédito a la velocidad que se estaba dando”.

Lea también: Banxico prevé contracción para cierre de 2021 y crecimiento de inflación