Los pacientes del Hospital Psiquiátrico de León siguen una rutina que les permite mantenerse sanos y seguir recuperándose

Óscar Jiménez
León.- Los grandes jardines, vegetación y espacios con historia de al menos tres siglos, conforman el marco físico para la atención de los pacientes que ingresan al Centro de Atención Integral para la Salud Mental. Sin embargo, el día a día, conlleva mucho más que un paseo por la zona o revisiones médicas.

Los pacientes del Hospital Psiquiátrico de León despiertan diariamente a las 7:00 de la mañana. Lo primero que hacen es tomar un baño (aquellos que lo requieren, tienen un baño asistido en cama).

Posteriormente tienen cambio de ropa y desayunan una dieta que les corresponde y que les es estipulada por los nutriólogos del centro. Para ello, se les coloca una pulsera que identifica el tipo de dieta que llevan.

Hospital-Psiquiátrico-de-León-4
Foto: Óscar Jiménez

Por si no lo viste: CAISAME de San Pedro del Monte en León se ‘desborda’

Antes del mediodía, los pacientes del Hospital Psiquiátrico de León ya se encuentran en consultas, terapias y diversas actividades que se preparan. Solo hacen una pausa a las 11:00 de la mañana para comer una colación de frutas y verduras. A la 1:30 de la tarde ya se encuentran nuevamente en el comedor.

Las actividades continúan por la tarde mientras se les dosifican sus medicamentos necesarios. Algunos toman dichos medicamentos unas 2 o 3 veces al día, según las recomendaciones médicas del centro. A las 6:00 de la tarde se efectúa otra colación y entre 7:30 y 8:00 de la noche se sirve la cena. A partir de las 9:00 de la noche, ya están dormidos.

De hacienda ‘estricta’ a centro multifuncional

Hospital-Psiquiátrico-de-León-2
Antes del mediodía, los pacientes del Hospital Psiquiátrico de León ya se encuentran en consultas. Foto: Óscar Jiménez

Cuando el Hospital Psiquiátrico de San Pedro fue fundado en 1945 lo hizo mediante la dinámica de una granja de recuperación, tal como todavía se puede observar en el arco de entrada que existe sobre los bordes de la carretera.

En un principio, el centro fue autosustentable. Los propios internados se encargaban de recolectar cosechas de la hacienda, así como de llevar el proceso de animales como cerdos y gallinas. En aquel entonces no existía el avance científico de las medicinas. Por eso existieron, incluso, espacios adecuados como cuartos-celdas donde se trataba a pacientes con mayores complicaciones. Pero esto ya no es así.

Te puede interesar: SSG descarta saturación en Psiquiátrico de León; cuenta 102 de 104 internos

“Ahí están los cuartos, yo he pedido que no se quiten como un hecho histórico”, señaló la doctora Ana Bertha Meza en relación a lo que ha evolucionado la infraestructura de este centro, así como la atención de los afectados.

Hospital-Psiquiátrico-de-León-3
Foto: Óscar Jiménez

“En aquel entonces no había medicamentos. Sólo existía un medicamento inyectable que se les ponía cada 15 días o cada mes”.

Actualmente, las camas donde cohabitan los pacientes por un tiempo, se encuentran en espacios compartidos. Solo cuentan con pequeñas bardas como separaciones. Desde el fondo, las enfermeras se mantienen en su base al pendiente del quehacer de los pacientes.

“Actualmente no tenemos espacios para aislarlos de esa manera, y cuando llegan agresivos se aplica tratamiento”, además se realizan actividades de teatro, pintura, música, entre otros.

“Entran todos los elementos del medio ambiente para lograr esta estabilidad”, señaló la doctora.

EZM

https://t.me/periodico_correo