Staff Correo

Estado.- Las denuncias por abuso, acoso u hostigamiento sexual, violación, incesto y otros delitos contra la libertad y la seguridad sexual, impusieron una marca histórica en Guanajuato en marzo de 2021: justo cuando la actividad económica en la entidad empezó a reactivarse tras superar los días más difíciles de la pandemia de Covid-19.

Datos concentrados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelan que el mes pasado se iniciaron 268 investigaciones relacionadas con delitos sexuales en el estado, un registro sin precedentes que equivalen a 8.6 casos al día, o una nueva denuncia cada dos horas y media.

El comparativo trimestral evidencia el crecimiento sostenido en los últimos años: de 376 denuncias acumuladas en el periodo enero-marzo de 2018 aumentó a 588 en el presente año –un incremento del 56% en cuatro años.

Guanajuato es la octava entidad del país con mayor cantidad de denuncias por este tipo de delitos.

De todos los delitos sexuales, la violación simple o equiparada son las que ameritan las mayores condenas, que pueden ser de ocho a 15 años de cárcel, según lo establece el Código Penal del Estado de Guanajuato.

Escalada no se debe a un solo factor

En los últimos seis años, los delitos contra la libertad y la seguridad sexual han ido al alza en Guanajuato, situación que se ha potencializado por la onda ‘expansiva’ de la pandemia de coronavirus.

De 2015 a 2016, fue la última vez que la entidad tuvo una disminución en delitos sexuales notificados al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y desde entonces ha habido un incremento, que tan sólo en el primer trimestre del 2021 alcanzó las 588 denuncias por alguna situación tipificada como abuso, acoso u hostigamiento sexual, violación simple o equiparada, incesto y otros delitos de connotación sexual.

En 2017, los delitos en el mismo periodo trimestral eran de 376, para incrementarse hasta alcanzar una nueva marca histórica en la actualización de datos a nivel nacional.

Sin embargo, el especialista, Othón Partido Lara, académico y especialista en temas relacionados a la seguridad pública, consideró que la proliferación y escalada de delitos sexuales no corresponden a un solo factor en particular, sino que es necesario recapitular y unir diversas aristas como los factores sociales, económicos, entre otros.

“Una cuestión que debemos de evaluar es saber si realmente ya pasó la crisis. Yo diría que no, porque se mencionaba el tema de la reactivación, pero ésta no ha sido completa; las escuelas siguen cerradas, los negocios, algunos tuvieron que cerrar, entonces estamos aún en medio de la crisis ocasionada por la pandemia, y lo que sí se ve es una tendencia de agudización de ciertos conflictos que tienen que ver con la violencia familiar”, dijo.

Ante esta preocupación que se replica a nivel nacional, la Organización de las Naciones Unidas, recientemente publicó un artículo denominado ‘Covid-19 y su impacto en la violencia contra las mujeres y niñas’, donde se contempla, entre otros datos, el aumento hasta 40 mil 910 llamadas de emergencia en el país durante los dos primeros meses del 2020 a partir de incidentes violentos contra las mujeres.

En la publicación también se emiten recomendaciones a los poderes del Estado en todos sus niveles, y en lo que coincide el investigador Othón Partido, pues asegura, a los candidatos a la presidencia municipal de León, se les entregará -desde el ámbito académico- una serie de propuestas que podrían implementar, como lo son, particularmente cinco líneas de trabajo para mejorar los servicios de emergencia en atención para las mujeres.

“También debe haber un diálogo cercano con la autoridad. A mí me preocupa que a veces este diálogo está un poco roto o es esporádico sólo en época de elecciones, porque sí debe de haber una supervisión de la policía, porque por ejemplo acá en León tuvimos los actos de las violaciones a derechos humanos de la policía a unas manifestantes en una marcha, y eso no se puede permitir”.

Te puede interesar: Despiden a profesores de la Universidad de La Salle tras denuncias públicas de acoso

EZM