Redacción

León.- Las familias de tres trabajadores fallecidos en el accidente ocurrido en la planta tratadora del sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal)se pronunciaron respecto a la recomendación emitida por la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (Prodheg). Consideraron que esta habría sido emitida en forma tardía e insuficiente.

Por lo anterior, presentarán una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), pues afirmaron que la tardanza y omisiones que se han cometido sobre el accidente laboral, en el que cinco trabajadores de Sapal perdieron la vida, han mantenido el caso en la impunidad.

“Estamos totalmente inconformes con las recomendaciones realizadas por parte de la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato, se quedó muy corto y no realizó las recomendaciones al municipio una vez que se presentaron constancias de su omisión y responsabilidad administrativa al dar autorización a SAPAL de abrir una planta que como consecuencia recayó en la muerte de 5 trabajadores”.

Otra de las razones de inconformidad contra la recomendación de la PDHG fue por haber dejado fuera a la Fiscalía del Esto durante la investigación de los decesos, por considerar que hubo obstrucción de la justicia al no haber realizado los peritajes adecuados que ayudaran a determinar que la causa de muerte de los 5 trabajadores fue por intoxicación de ácido sulfúrico. 

“Acudiremos a la ciudad de México a presentar personalmente un recurso de inconformidad en relación a las omisiones en las recomendaciones de la Procuraduría Estatal, a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos” dijo al respecto Juan de Dios Hernández Araiza, representante legal de las 3 familias. 

Por lo anterior, el abogado aseguró que buscarán que se garanticen las medidas de reparación con indemnizaciones acordes a la magnitud del daño, responsabilizar a los directivos que tomaron la decisión de operar la planta en las condiciones en las que se encontraba, ofrecer a las familias el acompañamiento terapéutico necesario para reponerse de la pérdida de sus seres queridos y garantizar la no repetición de futuros desastres.

El pasado 4 de noviembre la Prodheg pidió la reparación integral del daño a los familiares de dos de los cinco trabajadores que murieron intoxicados en el módulo de desbaste para el tratamiento de aguas del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal).

Lee más: Sapal violó derechos de trabajadores de la planta de tratamiento: Prodheg

Se trata del expediente de queja 24/21-A-II del que derivaron tres recomendaciones dirigidas al presidente del Consejo Directivo de Sapal, Jorge Ramírez Hernández, y dos a la encargada de la Contraloría municipal, Viridiana Margarita Márquez Moreno.

Y es que a casi un año de que cinco trabajadores del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) perdieron la vida tras intoxicarse en la planta de desbaste del organismo, sigue sin haber avances en la investigación por parte la Fiscalía General del Estado (FGE) denunciaron familiares, quienes además acusaron que todo el proceso ha estado lleno de irregularidades.

Ante las presuntas omisiones de la Fiscalía del Estado, así como de las autoridades de SAPAL, el diputado de Morena, David Martínez Mendizabal, había presentado una propuesta para exhortar a ambas instancias para que informen al Congreso del Estado los avances en las investigaciones que por separado llevan a cabo respecto a los hechos ocurridos el pasado 13 de noviembre de 2020 en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Municipales y su Módulo de Desbaste.

ac