Luz Zárate

Celaya.- Pepe vendía tacos en una de las avenidas más céntricas y transitadas de la ciudad, tenía más de una década instalado en el mismo lugar y ya lo conocían no solamente sus clientes, también quienes pasaban a diario por su puesto. A finales del año pasado falleció debido a complicaciones de la diabetes, pero quienes estuvieron cerca de él en sus últimos meses de vida, platicaron que esta enfermedad se la detonó la extorsión de que fue objeto.

El vendedor pensó que ya se había librado del “pago de piso”, pues sabía de muchos colegas que les habían estado cobrando por dejarlos trabajar, pero él se había salvado hasta que a principios del año pasado, personas identificadas como miembros de un grupo delictivo le informaron que tenía que pagar cierta cantidad establecida. Semanas después llegaron otras personas, pero de un grupo rival a exigirle también cuota. Él optó por cerrar su negocio, sin embargo no volvió a estar en paz, le detectaron la diabetes y todos los días vivía con el temor de que lo asesinaran a él o a su familia hasta que finalmente falleció.

“Él se enfermó a partir del susto, después de ese día ya nada volvió a ser igual, comenzó a bajar de peso, se deprimió, la preocupación e incertidumbre se lo acabó, él tenía mucho miedo de que le hicieran algo a la familia. Lo que no le hizo el covid, le hizo el pago de piso”, platicó un familiar del vendedor.

Así como Pepe, decenas de comerciantes de todos los sectores han sido acosados por el cobro de piso y en las últimas semanas han resurgido los ataques a negocios.

La semana pasada un negocio de venta de mariscos y el domingo un puesto de tacos fueron atacados a balazos, en ambos murieron personas –uno en cada negocio-, sin que se sepa oficialmente el motivo del ataque.

Y es que a pesar de que han incrementado las denuncias por el delito extorsión y que las autoridades aseguran que se está trabajando para disminuir este ilícito, en Celaya se sigue dando el “cobro de piso” a diferentes comercios.

También lee: Víctimas de extorsión en Guanajuato se multiplicaron por 15: Causa en Común

Es un secreto a voces, dicen los comerciantes y empresarios, quienes en corto cuentan sus experiencias, pero muchos no se atreven a denunciar en la Fiscalía General del Estado por miedo a represalias.

En el 2020, en todo el año sólo se presentó una denuncia; mientras que de enero a septiembre de este 2021 van 30 denuncias que se han interpuesto en el Ministerio Público por el delito de extorsión.

Según las cifras del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública Nacional, en este 2021 se han abierto 30 carpetas de investigación por el delito de extorsión. En febrero se denunciaron 2, en marzo 1, en abril 4, en mayo 4, en junio 3, en julio 7, en agosto 3 y en septiembre 6.

Los más afectados son los vendedores de tacos y algunos de venta de alimentos.

A pesar de las detenciones de personas, hay pequeños y medianos comercios que siguen cerrando debido a que son extorsionados. Distintos negocios de la zona centro y del bulevar continúan cerrados tras haber recibido amenazas.

“Algunos pagan y otros más decidimos cerrar porque no vamos a estar trabajando para los delincuentes. Yo afortunadamente cerré el negocio y me dejaron de molestar, pero he sabido de taqueros muy conocidos que les han ido a quemar su casa, los han amenazado, algunos sí los han matado y hay otros que hasta se tuvieron que ir de la ciudad. Desafortunadamente es una realidad”, señaló un comerciante.

El Secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Rivera Peralta, señaló que aunque es un delito que no le toca directamente atender a la autoridad municipal, se está brindando el apoyo a la ciudadanía que lo reporta al 911 y están trabajando de manera coordinada con las autoridades estatales.

Por lo que Rivera Peralta exhortó a las víctimas de este delito a que denuncien de manera anónima, pues sólo así se podrá hacer frente a quienes realizan estos ilícitos.  

Se multiplican víctimas de extorsión

Fotos: Martín Rodríguez

Las víctimas de extorsión en Guanajuato este año se han multiplicado por 15 y reflejan un aumento sostenido en los últimos siete meses, sin embargo, ninguno de sus municipios está dentro de los 10 que concentran la mayor incidencia, según un estudio realizado por la organización Causa en Común.

Solo en el mes de septiembre, la Fiscalía General del Estado registró 48 víctimas de este delito, cifra que es 152 por ciento mayor en relación a lo reportado durante todo el 2020.

Además, desde marzo ha crecido el número mensualmente: en el tercer mes del 2021 hubo 14 guanajuatenses que denunciaron ser víctimas de extorsión, en abril fueron 17; en mayo, 21; en junio, 29; en julio, 33; en agosto, 36, y finalmente 48 en septiembre.

Con ello, en los primeros nueve meses del año suman ya 213 personas extorsionadas, cuando en el 2020, en el mismo periodo, habían sido 14.

LC