María Espino

Guanajuato.- Un grupo de 50 personas, entre comerciantes y miembros de asociaciones civiles, se manifestaron afuera del Congreso del Estado de Guanajuato para exigir a los legisladores frenar la solicitud de un crédito por 70 millones de pesos para edificar un nuevo Museo de las Momias de Guanajuato (MUMO).

Lee también: En medio de protestas Congreso aprueba deuda para nuevo Museo de la Momias

El préstamo que es a solicitud del Gobierno municipal capitalino, encabezado por Alejandro Navarro Saldaña, de aprobarse, se pagaría en un plazo de 10 años. El tema lo analiza este lunes el Pleno del Congreso y definirán si se avala o rechaza la solicitud.

Juan Caudillo, comerciante emplazado en el estacionamiento del actual Museo de las Momias de Guanajuato, aseguró que hasta el momento ni el alcalde Navarro Saldaña ni la regidora Cecilia Phöls se han reunido con los locatarios para tratar el tema por lo que no tienen certeza de lo que sucederá y temen perder su fuente de ingresos.

Tras casi dos horas de permanecer parados sobre la carretera del nuevo acceso al Congreso local y —al no haber podido entrar a la casa legislativa— se retiraron hacia la Plaza de las Ranas, en donde se reunirán y de ahí caminarán hasta Presidencia Municipal.

Más detalles: Con remanentes planean pagar costo de la deuda para el Museo de las Momias

También lee: En medio de protestas, aprueban deuda para nuevo Museo de la Momias

Luego de que se aprobara la deuda para la edificación del nuevo museo de las momias, los manifestantes que salieron a exigir que no se endeudara más al municipio clamaron que, si no se escucha la voz del pueblo, sería “mejor que vuelvan a enterrar a las momias” para que termine el conflicto.

Juan Caudillo, comerciante emplazado en el estacionamiento del actual Museo de las Momias de Guanajuato, expresó lo anterior durante la manifestación que realizó un grupo de unos 50 locatarios liderado por Paloma Robles Lacayo, ex directora de dicho museo y regidora electa al Ayuntamiento capitalino 2021-2024, afuera del Congreso local, misma que junto a otras tres personas se desnudaron mientras apoyaron la manifestación.

“Las Momias no se prostituyen, si en un caso de que llegara a ser todo esto (el nuevo museo) el pueblo de Guanajuato estamos dispuestos a que ahora sí que mejor se entierren las momias de vuelta en el Panteón Santa Paula de donde fueron extraídas, hasta ese punto vamos a llegar”.

La manifestación tuvo por objetivo exigir a los legisladores frenar la solicitud del crédito de 70 millones de pesos para edificar un nuevo museo de las Momias de Guanajuato, el cual dijeron rechazan rotundamente ya que consideran que atenta contra el patrimonio de los guanajuatenses y afecta el ingreso económico de los comerciantes al favorecer a unos cuantos negocios.

Juan Caudillo aseguró que hasta el momento ni el alcalde Alejandro Navarro Saldaña ni la regidora Cecilia Phöls, presidenta de la Comisión de Mercados, se ha reunido con los locatarios para tratar el tema por lo que no tiene certeza de lo que vaya a suceder y temen perder su fuente de ingresos.

El préstamo que es a solicitud del gobierno municipal capitalino, encabezado por Alejandro Navarro Saldaña, de aprobarse se pagaría en un plazo de 10 años; tema que analiza este lunes el Pleno del Congreso y definirán si se avala o rechaza la solicitud.

“No entendemos, el Ayuntamiento con que fundamentos aprobó este endeudamiento si no tuvieron la capacidad ni el estudio, ni análisis del INAH, ni de la Secretaria de Salud (SSEG) para poder hacer esto; no tuvieron facultad de poder tomarse tiempo, fue de un día para otro; ahora sí que se puede ver bien claramente es un capricho del alcalde nada más e imposición a regidores y síndicos del Ayuntamiento”, expresó el señor Caudillo.

Además recordó que se edificó el Museo de las Momias Viajeras bajo el argumento de que detonaría el turismo de visitantes pero no sucedió así y prácticamente “está en abandono, fue un fracaso” y ahora se busca hacer más que un museo “un centro comercial”.

Tras casi dos horas de permanecer parados sobre carretera del nuevo acceso al Congreso local y al no haber podido entrar a la casa legislativa se retiraron hacia Plaza de las ranas de dónde caminaron por las calles principales hasta Presidencia municipal en donde nuevamente se manifestaron de manera pacífica.

ac