Redacción

Salamanca.- Las colonias Villa Salamanca 400 y Barlovento son consideradas de mayor riesgo en materia de seguridad en el municipio, sin embargo esto afecta principalmente a sus habitantes, quienes señalan que también hay gente trabajadora, que sale desde temprano a buscar el sustento de sus familias y niños que esperan un futuro mejor, por ello piden que se tomen acciones para sentirse seguros, mayor vigilancia y no los hagan sentir “aislados” del resto de los salmantinos.

La entrada a ambas colonias se ubican a 5 kilómetros de la mancha urbana, por la carretera libre a Celaya, la mayoría de las familias que adquirieron sus viviendas lo hicieron a través de interés social, ya que debido a la distancia el costo era bajo, mientras Villa Salamanca 400 alberga a más de 546 familias de acuerdo al INEGI, en Barlovento son cerca de 250.

Debido al tema de seguridad como los robos a casa habitación que se intensificó hace unos años, la mayoría de los propietarios decidieron rentar las viviendas, mientras que otros prefirieron abandonarlas, por lo que es común ver en sus calles casas en mal estado y desvalijadas.

Contrario al llamado de los habitantes para contar con mayor seguridad, los hechos delictivos han ido en aumento, los asaltos a trabajadores repartidores, instaladores de servicios y taxistas, han obligado a que se catalogue como zona de riesgo para ellos y eviten prestar el servicio.

Sin embargo estas colonias han logrado mayor relevancia con el tema de los homicidios que se han registrado a últimas fechas, más de 20 en Villa Salamanca 400 y más de 14 en Barlovento en lo que va del año, de los últimos fue el del reportero Israel Vázquez mientras cubría el hallazgo de bolsas con restos humanos y días después el asesinato de otras personas, entre ellas al presidente de colonos de Barlovento, además se han registrado  cateos y detenciones por parte de autoridades ministeriales.

Toda esta situación ha ocasionado que los habitantes de estas colonias se sientan “estigmatizados” por el hecho de vivir en estas colonias, donde señalan que hay muchas familias trabajadoras, buenos estudiantes, obreros que salen temprano a laborar para llevar el sustento a casa, y que tienen que recorrer distancia para llegar al camión que los lleve a sus lugares de trabajo.

“Sí nos duele que nos pregunten dónde vivimos y al contestar nos digan que es donde matan, que nadie va para allá, que nos nieguen el servicio de taxi por que los asaltan, y más si se trata de una emergencia por las noches, no poder salir y llegar tarde, nos hacen sentir como que estamos aislados de Salamanca”.

La mayor preocupación de los padres de familia son sus hijos, quienes se están desarrollando bajo una situación que los afecta, y más con lo que escuchan o les comentan las demás personas, por lo que piden que haya una intervención por parte de las autoridades, “años anteriores cuando comenzaron los robos se colocó una caseta de policía, pero no duró mucho y las cosas siguieron, pero ahora son cosas mayores, tenemos miedo de salir a la tienda, a cada rato se oyen balaceras, todos tenemos miedo.

Los colonos esperan una pronta intervención de las autoridades, que se pueda implementar un operativo de vigilancia día y noche, o lo que sea necesario para regresar a esta zona la tranquilidad de las familias.

Te podría interesar:

SZ