Staff Correo

Guanajuato.- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó este domingo el Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para el Ejercicio Fiscal de 2022. Con este y la Iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) el paquete económico para el próximo año ha quedado integrado, pero ¿sabes en qué consiste?

El paquete económico es la propuesta que elabora la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) sobre los Ingresos y Egresos para un ejercicio fiscal, es decir, la guía que establece cuánto hay para gastar y cómo se va a gastar.

Los ingresos estimados para el próximo año ascienden a poco más de 7 billones 88 mil 250 millones de pesos. El establecimiento de estos tuvo en consideración el restablecimiento de la economía con la distribución de las vacunas, la recuperación de empleos perdidos por la pandemia, la inflación del 3.4% para el cierre del año y el mercado petrolero, entre otras.

También lee: Intacto, aprueban presupuesto federal 2022; AMLO celebra: “por el bien de todos”

“Para 2022 se estima que la campaña de vacunación finalice durante el primer trimestre. Como resultado de lo anterior, se proyecta que en los primeros meses de 2022 continúe la recuperación económica del país en todos sus indicadores económicos”, establece el PPEF en su presentación.

Entre los ingresos pronosticados para el próximo año, destacan hasta 3 billones 944 mil 520 millones de pesos obtenidos por nuestros impuestos y el poco más de un billón por ventas de bienes, prestación de servicios o comercialización de las instituciones públicas no inherentes a su operación.

¿Y cómo se va a gastar?

El PPEF consiste en una guía para invertir en su totalidad el gasto público, es decir, los más de 7 billones presupuestados, que considera dos tipos de gastos generales: el no programable, que se destina a pagos de años anteriores, gastos y recursos transferidos a entidades y municipios; mientras que el programable es el que se invertirá desde las diversas instancias públicas para beneficio de la población.

Hay que considerar la existencia de un déficit presupuestario por más de 875 mil millones de pesos. Esto es, ciertas necesidades que se pretenden cubrir, pero cuyo presupuesto se ve alterado por algún motivo —como la inflación o un elevado gasto público— y que aumentan los egresos hasta en 8 billones 111 mil 725 millones de pesos.

  • En deudas

Es 1 billón 840 mil 953.9 millones de pesos, que representan el 26% del total, y que consiste en 477mil 49 millones de pesos para la deuda pública y poco más de un billón que se transfiere a las entidades federativas por diferentes conceptos como participaciones o aportaciones federales y convenios, entre otros.

Cabe destacar que en este también se considera un subsidio por ‘derecho extraordinario’ sobre exportación de petróleo crudo, así como otros para impulsar el desarrollo regional.

  • En programas

Los 5 billones 247 mil 296 millones de pesos restantes que se consideran dentro del gasto programable se dividen en tres conceptos o ‘propósitos’: desarrollo social, desarrollo económico y gobierno.

Jubilaciones, becas y salud

Fuente: Transparencia presupuestaria

Dentro del primero se establecen 3 billones 403 mil 627.4 millones de pesos que a su vez se subdividen en ‘protección social’, educación, salud, vivienda, recreación y cultura, protección ambiental y otros asuntos sociales.

Bajo el primero figura el egreso en Bienestar, el IMSS y el ISSSTE, como marco del concepto de jubilaciones y pensiones, y cuyo monto asciende hasta 1 billón 838 mil 383.7 millones de pesos (incluyendo déficit presupuestario).

En tanto, para educación el egreso consiste en 827 mil 519 millones de pesos y para salud poco más de 800 mil millones de pesos (ambos considerando el déficit presupuestario). El mayor gasto en este último son subsidios a la prestación de servicios públicos del Instituto de Salud para el Bienestar y el gasto en medicamentos para el Centro para la Salud de la Infancia y Adolescencia.

Pemex y CFE

Fuente: Transparencia presupuestaria

Es dentro del rubro correspondiente al desarrollo económico que el Gobierno federal considera un egreso de 1 billón 404 mil 909.2 millones de pesos para conceptos como combustibles y energía, transporte, ciencia, agropecuaria y asuntos económicos, entre otros.

No obstante, hasta el 78.38% del presupuesto en este rubro se distribuirá exclusivamente en la primera subdivisión (combustibles y energía). El mayor gasto consiste en 145 mil 556 millones de pesos para intereses de Petróleos Mexicanos en su deuda externa con instituciones de crédito.

Por su parte, para la Comisión Federal de Electricidad el mayor gasto consiste en la adquisición de materias primas y materiales de producción que proyectan un gasto por hasta  34 mil 724.26 millones de pesos.

En tanto, del 21.62% restante (303 mil 725 millones de pesos), casi 65 mil millones de pesos lo absorbe tan solo el proyecto del Tren Maya, esto es, hasta el 48% del presupuesto federal considerado para transporte.

Gobierno

Foto: Especial

Dentro del último rubro, gobierno, el mayor egreso lo acapara el rubro de justicia (hasta 129 mil millones) cuyos mayores gastos se distribuyen en los centros de readaptación social y el poder judicial.

En segundo lugar figura un egreso de hasta 116 mil 273 millones de pesos para seguridad nacional. El mayor egreso de este rubro se distribuye a la Secretaría de Defensa Nacional y a la Marina.

También hay recortes

El PPEF 2022 también prevé una reducción de 4 mil 913 millones al INE y 3 mil millones de pesos al Poder Judicial. Dicha reducción del INE es vista por la oposición como una especie de venganza política por parte del Ejecutivo federal luego de la polémica desatada los días pasados debido a los altos salarios que reciben Lorenzo Córdova Vianello y sus allegados.

Cabe destacar que los diputados también consideraron un recorte de 2 mil 935 millones de pesos al Consejo de la Judicatura Federal (CJF), órgano encargado de vigilar la conducta de los jueces y magistrados federales.

ac