Staff Correo

Sinaloa.- Rosalino ‘Chalino’ Sánchez Félix sabía que algo malo iba a pasarle desde que recibió la amenaza que horas después se haría efectiva tras dar un concierto en Culiacán, Sinaloa en 1992.

Su ejecución fue la primera hacia un cantante que sacudió a México, sobre todo por el nivel de violencia: estaba atado de manos y pies, lo habían vendado y le habían disparado dos veces en la cabeza y después abandonaron su cuerpo en un canal de agua el 16 de mayo.

Chalino‘ se convirtió en una leyenda en el país, no solo por su música sino por su historia y por sus seguidores; se convirtió en el personaje principal de muchas historias que aún son contadas a 29 años de su fallecimiento.

Su primera canción la compuso tras las rejas y se convirtió en su primer éxito con los propios internos; empezó a recopilar testimonios para plasmarlas en música, entre ellas salieron varios corridos hasta que una vez fuera, tuvo la oportunidad de grabar en los Estudios San Ángel en Los Ángeles.

En 1992 ‘Chalino‘ estuvo en su propia balacera en una presentación en el Coachella, aunque no se quedó como espectador, sino que también sacó una pistola y disparó a Eduardo Gallegos, el hombre quien inició la revuelta.

Lamentablemente su fama duró un par de meses. El 15 de mayo de 1992, acudió a una presentación en el ‘Salón Verdolagas’, en Culiacán, Sinaloa. Durante el concierto recibió una nota en la que lo amenazaban de muerte, momento que incluso fue captado en video.

Sin embargo ‘El Rey de los Corridos‘ continuó con su concierto, a pesar de que sí mostró preocupación. Al terminar se aisló en una residencia.

Al día siguiente salió de ahí, pero la camioneta donde él iba fue interceptada por sujetos que portaban uniformes de Policías Federales y ya no se supo nada de él hasta el día siguiente, a las 6 de la mañana, su cadáver fue encontrado.

Sus restos fueron enterrados por su esposa Maribel Vallejos e hijos, Adán ‘Chalino’ Sánchez y Cynthia Sánchez Vallejo en el panteón ‘Los Vasitos’.

Doce años después de la muerte de su papá, Adán de 19 años falleció en un ‘sospechoso‘ accidente automovilístico en una carretera ‘desierta’ de Culiacán.

dm